Publicado en El dragón y el Duende, Mundo faerico

Ese duende


duende

A través de ese invento llamado tiempo he visto tus pasos. Primero vacilantes, luego firmes. Desde el día que llegaste a mi vida, con todo y cometa, a pesar de nuestras diferencias y convicciones particulares, a pesar de los enojos, estoy ahí.

Duende creces, eliges, exiges… es difícil comprender que eres un ser independiente, sin embargo aún no has aprendido a ser responsable de tus actos.

Vendrán nuevas etapas, reajustes, tal vez más descalabros, pero ten por seguro que si sigues con pasos firmes, no habrá nada que te detenga para llegar a tus metas. Aunque aún existan miles de cosas que debes aprender.

Atentamente

SaL-Hada

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

2 comentarios sobre “Ese duende

  1. Hola, pues que hermosa forma de decirle las cosas a tu duende, el verlos crecer es sin duda un motivo de orgullo, de miedo, de curiosidad…
    Compartir sueños y aventuras, vernos a la distancia a esa edad y querer estar cerca para nunca verlos caer, pero aunque duela, es parte de crecer
    besos
    Espero que algún día exista alguna reconciliación entre Palomilla y Duende por que las palabras no son suficientes.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s