Publicado en Tita

La Casa


La casa, aún guarda los ecos de tantas vidas ahí escondidas, de secretos impregnados en las paredes.

Ahí cada mañana las hábiles manos de Tita prepararon por años las tortillas de nixtamal, la comida para enviarles a los hombres a la labor, las semitas humeantes, extendidas a lo largo de las mesas. Mientras en la estufa hervía una gran olla de leche bronca, recién ordeñada, un jarro de frijoles, un bocadito de chile arañado.

Desde la cama, aún amodorrada por la somnolencia, podía escuchar su voz. Esa voz clara y dulce que cada mañana nos despertaba. Entre el cálido sentimiento de seguridad, de saberse libre, de tener el mundo al alcance de la mano.

Por las noches, se escuchaba claramente la orquesta de los grillos, estratégicamente dispersa por el patio. Entre los duraznos, las granadas y las higueras. Ahí, sólo era necesario echarse boca arriba en el suelo, como animalito para observar el espectáculo de la boveda celeste. Ese enmarañado eléctrico, indecifrable, que no he vuelto a ver en tantos años.

Ella, en su mecedora, platicaba historias, de su propia infancia, de las familias, de las casas. Con el perro echado a sus pies.

La casa, aún guarda los ecos de tantas vidas, entre ellas la mía, que lleva esas marcas, esos sueños, esos bordados de historias de jardín, que huelen a ella, que sienten su abrazo amoroso, que escuchan algún regaño que se quedó guardado en mi memoria y que sigue presente.

Pero la casa se ha ido durmiendo en el tiempo, cubierta por el polvo, habitada por los recuerdos, que aún salen por las tardes en forma de ecos, de crujidos o de silencio. El silencio que se ha instalado y que cada vez se estrecha mas.

Más de Tita:

  1. Viaje a mi pasado
  2. Recuerdos
  3. La casa
  4. Hombres de mi tierra
  5. Volvió a suceder
  6. Abuelo
  7. Mirada al viento
  8. Si el olor se guardara
  9. Recuerdos de Tita
  10. Sabores
  11. De mi tierra
  12. Sorpresivo recuerdo
  13. Desde la tierra de Jauja
  14. Esa querencia por la tierra
  15. Noventa años son un largo camino
  16. Ese polvo de mi tierra
  17. Versos de antaño
  18. Las cosas que me fascinan de Tita
  19. De vuelta al todo
  20. Días para Tita
  21. Vuelvo de Jauja
Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Un comentario sobre “La Casa

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s