Publicado en Hada imagina, Mundo faerico

1. Hada dice…


castillo azul

A Hada le dió por inventarse un “libreto”, tomó entre sus manos una revista y comenzó a inventarse esta historia. La verdad cada vez me convenzo más de la sabiduría de los faes, que se nos va apagando al crecer.

Hada:

Había una vez una reina muy hermosa en el pueblo que solía cantar por las nubes, después llegó el malo señor , así que la convirtió en un pobre cisne.

El pobre cisne salió volando, muy asustado llegó,  cayendo del cielo, sus alas brillaban como un arcoíris. Cada vez que ella volaba tenía sus alas como una gran estrella brillando, cada vez que ella quería, tenía su parte.

Palomilla:

Entonces, como cada vez que ella quería tenía su parte, subió volando hasta el cielo tratando de encontrar una  estrella.

Hada:

Ahora que  tenían oro, le gustaba cantar, bailar, sollozar, cambiar de poema. Cada vez que ella volaba, tenía un don muy especial, cada vez que  tenía un don especial le daba una cosa especial. En el día que amaneció mi nombre cambió

Palomilla:

¿Y ahora cómo te llamas?

Hada:

Yo me llamo La Rosa del Cielo, brillo como estrella, canto como la luna,  yo sólo soy un pobre pétalo que se le caen las flores.

Palomilla:

¿Un pobre pétalo que se le caen las flores? ¿Y en qué jardín estás? Porque quiero ir a verte yo que puedo volar tan alto

Hada:

Estoy en el jardín de las flores, el mas cercano de tu hogar. Vives en un nido y ahí es dónde vives, nunca me has visto por que soy muy pequeña, yo soy la más pequeña de toda mi familia, mi familia es mas grande y yo soy pequeña.

Cada vez que se me cae una flor lloro, mis padres también, mis padres se les cae una flor por una, se nos caen los pétalos y morimos al final.

Palomilla:

¿Y por qué mueren? No deberían de morir, se me hace que debemos encontrar una solución para que ya no mueran ni se te caigan los petalos.

Hada:

Ahora que yo estoy muy triste, mi familia ya ha muerto, cayeron todos los pétalos. Vive mi familia en el cielo como en la tierra, van a volver a nacer dije yo. No tengo idea de lo que pasa aquí, pero se que puedo encontrar a mi familia, cada vez que sufro, cada vez que lloro, cada vez que susurro y cada vez que amo, mi corazón se abre a la valentía.

Palomilla:

Y cuando tu corazón se abre a la valentía, entonces me dejas ver un pedacito de tí y eso me emociona.

Hada:

Pos claro, el día que quieras visitarme baja de tu nube, yo ya voy a estar creciendo. Mi corazón se abrirá al arte, mi corazón se abrirá al amor, cada vez que gozaré, cantaré como una flor.

Palomilla:

¡Ah sí! ¿ Y cómo cantan las flores?

Hada:

Igual que cantan los humanos. Do re  mi fa sol la si do re…

Aquella flor que va por el sol,volando como un ave, en el aire volando, se va a su hogar.

Y así es como cantamos

Palomilla:

¡Qué bonito cantas flor, me he quedado muy emocionada contigo!

Hada:

Pues siempre cantamos así en mi familia y mi mamá revivió. Toda mi familia está bien, por que cuando cantamos esa canción revivimos muy bien. Estamos muy bien hechas y muy bien listas para preparar cosas.

Palomilla:

¿Como que cosas vas a preparar?

Hada:

Miel, mucha comida, sandías, frutas, harina  y muchos maíces como los del lago.

Palomilla:

Y entonces los maíces son lo que me interesan por que sabes yo como mucho maíz a mí me gusta

Hada:

Cada vez que llego volando como el viento este es un poema que he dedicado a mi famila.

El fuego llega como el viento, sale como el fuego, cada vez que vuelo mi corazón se abre a la riqueza, cada vez que vuela tengo  una valentía y siempre tengo un poema que tengo dentro de mi corazón.

Palomilla:

¿Y cómo dejas salir esos poemas?

Hada:

Muy fácil, dejando que mi corazón se quede adentro de mí. Si  se sale mi corazón ¿qué voy a poder hacer? Mi corazón es muy bueno, mi corazón no es nada malo, si fuera malo, la grandeza de la valenía se fuera de mi y moriría como mi familia.

Palomilla:

Pero dices que tu familia revivió. ¿Cómo le puedes hacer en caso de tu valentía se salga de ti junto con tu corazón?

Hada:

Muy fácil, si tu crees en la magia y en la valentía. Yo soy muy mágica te puedo convertir en humana para siempre.

Palomilla.

¿Me convertirías en humana, pero eso en qué me beneficiaría?

Hada:

Que tuvieras a tu rey a tus hijos y tu castillo propio.

Palomilla:

Ah eso suena bien, un rey unos hijos y un castillo propio. ¿Y de qué color sería mi castillo?

Hada:

¿De qué color te gustaría?

Palomilla:

Azul, a mi me encanta el color azul

Hada:

Azul lloroso, como las lágrimas del mundo, así podría ser mejor tu castillo. Te lo voy a aparecer ahora.

Palomilla:

¡Qué hermoso castillo, mira tan amplios corredores! Le pondré El castillo azul del Hada Azul del bosque.

Hada:

Yo no soy Hada azul, yo soy un Hada verde, yo me disfracé de flor para atraer magia Mira.

Palomilla:

¡Ah!  Con razón, entonces tu no eres una flor

Hada:

No por eso soy muy chiquita

Palomilla:

Entonces yo quiero agradecerte por haberme dado mi castillo con mi rey y con mis hijos.

Hada:

Ahora te convertiré en humana.

Palomilla:

¡Ah soy humana mira!

Hada:

Y tienes un vestido muy lindo como lágrimas del mundo, como el agua que tenemos y como la vida que nos trae valentía.

Palomilla:

Y colorín colorado este cuento se ha acabado.

Hada también dijo:

1 Hada dice

2 Hada dice

3 Hada dice

4 Hada dice

5 Hada dice

6 Hada dice

7 Hada dice

8 Hada dice

9 Hada dice

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

2 comentarios sobre “1. Hada dice…

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s