Publicado en Reflexiones de la Palomilla

A través de su voz


Estaba ahí, en primera fila, a un metro del escenario. A mi lado, los seres más importantes. Las luces se apagaron de nuevo, en la pantalla, las letras rojas mostraban estadísticas escalofriantes. Yo fuí alguna vez un número en rojo.

Es que esa historia ya me la sabía, había estado en un escenario parecido, la diferencia es que no soy actriz. Ella lo dijo muy claro: Qué cada quien siga la historia según su vivencia, por que el teatro se presta para eso.

Contar sucesos, que bien pueden haber sucedido miles de veces. Todas esas voces calladas y la repetitiva frase del velo negro como símbolo del miedo que paraliza y que no permite pensar.

Recordé desde una nueva perspectiva, reabrí sin pensarlo viejos capítulos de hojas amarillentas y descubrí que hay duelos que no acaban tan fácil. No es fácil, nunca lo es, pero bien vale la pena volver a tomar en cuenta que mi número se ha borrado de la lista.

Hada me abraza y Dwende ve mi rostro y me pregunta en el oído por qué lloro. No puedo contestarle, hay palabras que no bastan, instantes que duelen, que llegan e irrumpen al enfrentar las ficciones que otras intentan explicar.

Ella enreda la cinta roja alrededor de sus ojos, de su boca. Esa ceguera obligada, ese grito apagado me aterra. Cierto, hay abandonos y olvidos, frustraciones y rabias, estereotipos que clavaron como estacas en nuestra mente en el largo y duro proceso de domesticación familiar, social, cultural.

Habrá quien diga que es falso, que juzguen y culpen, que digan una y mil veces que las mujeres somos las que tenemos la culpa, que eso nos pasa, que cómo es posible que “teniendo estudios” nos pase eso.

La verdad es que sí pasa, de forma paulatina, imperceptiblemente nos vamos hundiendo en un fango mas viscoso cada vez, hasta que nuestra boca queda sellada, nuestras fosas nasales se vuelven insensibles y nuestros ojos ven una película atrasada y ficticia.

Nos convertimos en las perfectas actrices, que a diferencia de la chica de la cinta roja, tenemos por escenario el mundo y que muchas veces bajo esos rostros y esas sonrisas puedes descubrir una historia que se repite en silencio.

Estuve ahí, en primera fila, a un metro del escenario y supe que esa historia sería contada a través de su voz, mientras un abrazo cálido me envolvía y recordé el motivo de haber llegado hasta ese asiento: Fue el día de la familia y mi familia estuvo ahí aprendiendo que en sus manos está que esa historia no se vuelva a repetir.

Otras reflexiones sobre el tema:

Diferencias abismales

Flashazos de mujer, un retrato actual y recurrente

Desde el centro del Yo-Mujer

Hemos nacido de mujer

A través de su voz

Otro 8 de Marzo

Aquellas como yo

Ley General de Acceso a las mujeres a una vida sin violencia

Mujeres violentadas por su pareja en México

¿Y por qué un día internacional de la mujer?

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

8 comentarios sobre “A través de su voz

  1. @Cecilia

    De hecho Cecilia, es una parte del argumento, de lo super complicado que se vuelve para una mujer, buscar ayuda, puedes saberlo racionalmente, y entender perfectamente que una relación te está llevando a la destrucción, pero buscar ayuda es taaaaaaaaaan difícil.

    1. Hada y Dwende salieron consternados, pero captaron perfectamente bien el mensaje. Sí fue totalmente crudo, rudo, doloroso, amargo, pero real.
      No es tan fácil, de hecho no es nada fácil, pero cuando cruzas la línea el cielo comienza a pintar de un nuevo color 🙂

  2. “Este asunto…deberìa tratarse como un problema de salud pùblica”…Amiga, a mi lo que màs me impacto fue la sintonìa en la que todos los presentes nos conectamos, pero màs aún, luego de que te fuiste, salió lo que debia salir: no faltó el hombre al que se le hizo muy “ruda” la forma en que Marissa estructurò su guiòn y denunció la verdad…¿què tal? A pesar de todo, siempre habrá quienes no lo aceptan.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s