Publicado en Bibliotecaria, Reflexiones de la Palomilla

Gajes del oficio


A pesar del estereotipo tan arraigado sobre los bibliotecarios, sigo con la convicción de que poco a poco hemos ido avanzando. Sin embargo hay labores sociales inherentes a la profesión que deben realizarse. Una de ellas es el fomento a la lectura.

Así que un par de Colegas y yo iniciamos hace varios meses un Club de Lectura, cuya intención era involucrar al personal bibliotecario, comentar sobre libros y pasar un rato ameno.

Mas o menos hemos logrado reunirnos periódicamente, sin embargo seguimos siendo tres chícharos. Es un pequeño proyecto que queremos que florezca. Laboralmente y a nivel institucional lo único que implica es más chamba, por ser una labor extra que decidimos llevar a cabo de forma altruista.

En fin, la sesión del día de ayer se tuvo que posponer, lo que implicaba actualizar todos los micromedios de difusión en los que se da el aviso. El caso es que no se actualizaron.

Hoy en la mañana lamentablemente recibimos la queja de un usuario, que quiso asistir y no nos encontró, lo más triste es que el personal que laboraba en ese turno argumentaba que no sabía nada acerca de la sesión, es más, ni siquiera del Club de Lectura. A pesar de que les avisamos personalmente, que se publican carteles en las mesas de la salita de espera.

Me quedo con dos lecciones sobre este hecho:

1. Deberemos decidir que hacer en caso de que se posponga una reunión, para que los interesados en asistir no se decepcionen.

2. Los medios de difusión que usamos si son efectivos, puesto que también en otra bibloteca fueron a preguntar sobre la sesión fallida.

Así es esto de la Bibliotecología, una profesión que no sólo se trata de hacer préstamos y devoluciones de material documental, si no de hacer cosas que los demás desdeñan por considerarlas ínfimas.

Charlar sobre un libro es una deliciosa forma de aprender, especialmente por que se logra con ello una de las metas de la educación superior que es lograr que los individuos obtengan técnicas de aprendizaje que les sirvan a lo largo de la vida.

Todo este proyecto va acorde con El Artículo 5 la Ley de Fomento para  la lectura y el Libro decretado en el DOF el 24 de Julio del 2008 y el programa México Lee y el Programa Nacional de Salas de Lectura.

Sigue el programa de Salas de lectura a través de Twitter Salasdelectura

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

3 comentarios sobre “Gajes del oficio

  1. Un buen hábito que nunca debería desaparecer.
    Modernización en algunos puntos, como aquellos que logren atrer más personas.
    Que bueno que haya personas que sigan con algo tan loable.

  2. Anda…q curioso . Yo tmb participo en el club de lectura del lugar donde vivo.Lo promocionó la Biblioteca Municipal.Me entere por casualidad, pero ha cogido buen ritmo. Nos reunimos cada lunes alrededor de 15 personas (siento darte envidia) y hemos empezado no solo a compartir lo q leemos cada semana…sino unos dulces riquisimos q algunas buenas mujeres empezaron a llevar, asi q entre comentario y comentario cae algun trozo exquisito de tarta de almendra, tarta de coco, empanadillas rellenas de cabello de angel, trufas, y otras “exquisiteces” acompañado de algun q otro cafe y algo de vinito dulce…¿No me digas q no te moririas por venir a nuestro Club de Lectura.?
    P.D Ahora estamos leyendo “Yo , el Rey” de Vallejo Najera.
    http://www.lecturalia.com/libro/808/yo-el-rey
    P.D 2 Q interesante q steis en Twitter ..

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s