Publicado en El dragón y el Duende

Ciclos


Vinieron a visitarme, los tres esa misma noche, en especial mi abuelo que me veía desde el vano de la puerta de mi cuarto. Luego me di cuenta que tenían algo muy importante que decirme, pero los sueños suelen ser tan ambiguos.

Ese día un meteorito cruzó el cielo, yo no lo supe, pero muchas personas en este continente alcanzaron a verlo.

Bajo el signo de Sagitario, Fuego con Fuego, esa lucha interminable determinada por el choque de caracteres, esa guerra interna, el juego permanente, el reto. Así somos.

Tu mirada me permite ir descubriendo parte de tu alma. Llegaste a mi vida para cambiarla y ahora que cierras un nuevo ciclo no puedo dejar de sentir una mezcla de orgullo, felicidad, amor y por qué no decirlo, también incertidumbre.

Es que verte ahí sobre el escenario, con esa formalidad que adoptas cuando se trata de asuntos importantes, me genera un estado emosional indescriptible.

Ver el collage en retrospectiva y saber que hubo momentos de profunda obscuridad y que a pesar de eso estas ahí, con esa sonrisa plena, seguro de lo que quieres, es motivo suficiente para llenarme de vida.

Ha valido la pena, cerrar ese ciclo y abrirle las puertas a uno nuevo. ¿Qué nos espera? Quisiera tener la respuesta, pero es necesario seguir aprendiendo.

Hada, contagiada por el sentimiento no apartaba los ojos de tí, hasta que se le nublaron de lágrimas. Ella también se siente orgullosa, sabe que a pesar de la riña permanente puede contar contigo.

Se ha cerrado un ciclo, sabes que estoy y estaré ahí.

Felicidades JLET, es un orgullo que seas parte de mi vida.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

3 comentarios sobre “Ciclos

  1. aaaaaaaaaaaaaah, sagitario, es el signo con el que yo he de llevarme mejor; Strudell es Cáncer, raro raro…Agua y viento, aaaaaaaaaaaaah ahora entiendo todo, juntos somos un huracán!!! uahuuuuuuuuuuu!!!

    Síiii quiero ver las fotos de Dwende en smokin, que cossa más hermosa, ¿qué no fue ayer cuando lo vimos vestido de blanco en su bautizo?

  2. Ultimamente me mueven cañón las cosa que escribes sobre Dwende; supongo que resulta bastante lógico, pero lo cierto es que cada vez que lo veo (además de más grande) le noto algo distinto y me encanta que siempre le hable a Strudell y éste se acuerde de aquella tarde en la que el grande cuidaba del pequeño y el Dwende miraba con curiosidad a los bailarines en sus camerinos y me preguntaba unas cosas, ajajajaja, es un jovecito muy perceptivo; ojalá que la vida le haga madurar ese don.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s