Publicado en DeCafé

Frente al Miedo


El miedo: Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario.

Fuente de imagen: Ecos del columpio

“…ese cuatro de mayo se propuso desarrollar, con absoluta seriedad, la única actividad para la cual se sabía – como siempre- inusitada y bestialmente genial: provocarse miedo”. (1)

Es curioso tratar de indagar sobre el miedo, esa emoción que paraliza. Todos hemos sentido miedo en muchas ocasiones (con excepción de Juan sin miedo).

Por cierto bastante ad hoc con la situación actual de nuestra ciudad, muchos hablan de miedo, como una reacción a lo desconocido, en la que la emoción paraliza y por lo tanto impide el pensamiento coherente.

De cualquier manera, me había adentrado algunas veces en ese escabroso tema, del que descubrí, gracias a Alemán Lascurraín, que padezco de eterfinifrete, yorror y famiedo. Por lo tanto, paradógicamente, al encontrar un término cuyo significado corresponde a mi significante el asunto se vuelve manejable.

José definía el miedo como “una pasión por que es ingobernable y no tenemos dominio sobre él”.  M. Montecristo hacía incapié en que “el miedo es uno de nuestros acompañantes eternos” incluso algunos llegan a vivirlo en un estado permanente, tal como las personas violentadas, los que se encuentran en un ambiente hostil, los que padecen privación de la libertad, etc.

Ángel, hablaba de que tenía miedo a la decrepitud, palabra que por cierto me hizo sentir escalofríos.  Pero si algo puedo concluir, es que el miedo en mucho tiene que ver con nuestro grado de domesticación, donde la sociedad nos marca pautas que tememos trasgredir, por que el condicionamiento bien aplicado, nos indica que habrá una consecuencia negativa sobre nuestros actos.

El miedo, es una emoción que seguirá instalada en nuestra vida y de la que tenemos que sortear lo mejor que podamos. Y tú ¿A qué le temes?

“Sin embargo ya no podía seguir huyéndole a ese Miedo. Allí estaba, delante de ella, encarnado en un loquero cínico y en una auténtica película de terror”. (1)

1. Alemán, G. (2007) La domadora de Miedos. México: Ediciones Castillo S.A. de C.V.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s