Publicado en Cuenterías

I. Dígame usted


Lady in red by Godlike

Fuente de imagen: My modern met

Dígame que es la libertad, maestro. Porque no he encontrado un punto que me aclara si ese concepto es en realidad aplicable.

Me he cansado de buscar entre los gruesos tomos de las Arcas una definición que no sea redundante. Pero sólo he encontrado las mismas frases trilladas. Debe haber algo más.

El Maestro la veía, sin pronunciar palabra alguna, dejándola lanzar todas sus dudas que caían sobre el suelo formando machas grises y pringosas.

Buscaba entre sus gestos ese brillo que genera la avidez por comprender el mundo, veía esas manos bailoteando ansiosas en el regazo, pero no la escuchaba. Resultaba totalmente innecesario anclarse en sus palabras, mientras que sus gestos era mucho más claros.

-Maestro, por favor, estoy confundida. Quisiera saber si en verdad podemos ser libres. Si la libertad es un precepto o sólo un párrafo estático atrapado entre las páginas de un libro.

El Maestro sonrió, tomó sus manos y le besó la frente. Entonces ella supo que precisamente, son esos pequeños actos los que definen la libertad y salió en busca de su propia definición, una definición viva, existencial.

Dígame usted   IIIIIIIVVVIVII

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s