Publicado en Cuenterías

II. Dígame usted


Lady in red by Godlike

Fuente de imagen: My modern met

Dígame que es la realidad, maestro. Porque mis sentidos son los que aprehenden al mundo, pero no todo es tangible o visible. ¿Acaso también son reales los sueños?

Es que a veces puedo tocar las nubes con mis dedos y luego saltar hacia los abismos más profundos. Puedo ser Diosa y tomar entre mis dedos al mundo y luego estar encadenada al fuego.

Dígame usted maestro, sí la realidad sólo es aquello que logramos captar con nuestros sentidos, ¿no estaremos cayendo en un estado de limitaciones que nos atan? ¿Qué pensaría Platón el día de hoy, si viera que su metáfora de la cueva no es más que una página dentro de un libro?

Comprenda maestro que soy imperfecta y que la vida me ha tendido algunas malas jugarretas, que he confundido el vino con el agua, el invierno con la primavera, el calor con el frío.

El maestro tomó un pequeño frasco de la repisa, trazó un dibujo con tiza sobre el suelo y vertió algunas gotas del líquido ambarino.

Le indicó que se acercara y le dijo que William Blake había alguna vez intentado responder esa pregunta. Combinó los restos de tiza y el líquido formando una pasta espesa que le untó en la palma de su mano. Ella cayó en un profudo sueño.

El maestro sonrió y  dijo: Ahora sí podrás construir tu propia realidad.

Dígame usted   IIIIIIIVVVIVII

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s