Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Caminando en un mundo nuevo


Ajetreos, tortícolis, dolor de pies, absolutamente todo valió la pena. Escapar del mundo conocido, caminar por otros sitios, saturar la vista de imágenes nuevas.

Escuchar el rugido de la lira rompiendo el murmullo previo. Los gritos, el cuerpo que se sacude con un ritmo acompasado, la multitud acelerando el tiempo.

Luego el clima caluroso, la libertad de andar vagando sin prisa, con los pasos cansados pero las pupilas saturadas. Los sabores, los olores, los sonidos, el clima, todo tan diferente, tan tranquilo. Aún cuando se tiene la conciencia de que ese idilio será efímero.

Un respiro entre tanto desagrado, fuera de la rutina aplastante. Una rendija hacia un nuevo plan que se ira materializando en los próximos meses.

Una ida y un regreso que nos han salvado del ostracismo una vez más, con la mejor compañía que puede uno tener. Con una triste excepción que será subsanada cuanto antes.

Nuestros pasos nos han llevado lejos para cargarse de una vida distinta, de un espacio que nos amplia nuestras ganas de seguir adelante.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s