Publicado en Ars, Color

Casi insoportable


Conocí el trabajo de Gina Pane, a través de apenas unas cuantas imágenes, lo único que quedó de su noción de Arte.

Aterrador y sublime al mismo tiempo. Era el dolor lo que estaba en juego, aumentado por la similitud fonética de su apellido, con la palabra “pain”.  No creí que alguna otra persona llegara a seguir su línea del performance.

Estuve equivocada, descubrí a su sucesora, Marina Abramovic, quien hizo aún más extremo el arte del performance, ofreciendo a los asistentes una atmósfera tan saturada de tensión, violencia y sufrimiento, que sólo el morbo me ha permitido seguir sus huellas.

Marina Abramovic es terriblemente incomprensible, terorífica, cruel, que con su arte nos arrastra hasta el dolor y la conciencia de que este mundo también puede ser infernal.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s