Publicado en Apocatástasis

VII. Dígame usted


Lady in red by Godlike

Fuente de imagen: My modern met

Dígame usted maestro. ¿Por qué tenemos que usar esta pesada y fría armadura? ¿Por qué desde hace tanto tiempo estamos luchando contra los dragones?

La vida se nos escapa un poco cada vez que nos adentramos en la profundidad de esos bosques y caemos presas de las miradas torvas ocultas en la sombra.

Dígame usted maestro, por qué el camino del guerrero es solitario y el código inquebrantable.

Es que a veces caminamos despacio en las tinieblas y escuchamos el sonido seco previo al bufido entre las sombras, luego el filo de la espada y el tibio sentimientos del correr de la sangre por la empuñadura.

¿No sería más fácil, dejarlos  de una vez por todas que nos desgarraran la armadura, hasta que hicieran crujir nuestros huesos?

Así nos liberarían del mundo. Caminaríams libres luego del espasmo. Seríamos nada con la nada y todo con el todo.

El maestro terminó de ceñir sin armadura, el extendió la espada con un ademán ceremonioso  y le dijo casi en un susurro:

Toma tu espada y úsala. Nunca olvides que la espadad es para defender lo que es valioso.

Dígame usted   IIIIIIIVVVIVII

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s