Publicado en Ars

Di por qué me abandonas


Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

La noche, el fresco de la noche, la grata compañía, fueron efectos que perduraron hasta más allá del sueño.

Es que Lila Downs nos hace despertar las pasiones, desde esa tristeza, hasta el desamor, desde la protesta, hasta las riquezas de nuestro país. Esto último recurrente en los eventos que se han presentado en días anteriores.

Nos eleva hasta los sonidos más agudos, para descender de golpe hacia los más graves. Se disfrutan sus notas laaaaarrrrgggaaaaas que sin perder la fuerza nos embelesan.

Con su inigualable carisma nos llevó a cantar a voz de cuello, nos cimbró con el Cu-rru-cucú Paloma, su característica Cumbia del Mole, volvió con La Llorona y nos regaló Naila cuando pensamos que nuestros gritos de “otra, otra” eran inútiles.

Esa riqueza de géneros, la animación, la calidad de los músicos quienes hicieron también gala de maestría con sus instrumentos. No puede uno negar (perdonen que sea reiterativa), esa maravilla que nos da nuestro país, ese profesionalismo que vemos en todas las expresiones artísticas.

No importó que el resto del día fuera terrible, el concierto sirvió como un catártico potente que culminó en una agradable y deliciosa cena en la que las risas fueron el ingrediente principal.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

2 comentarios sobre “Di por qué me abandonas

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s