Publicado en Bibliotecaria, Reflexiones de la Palomilla

Y nos dieron las TICS 2.0


Fuente de imagen: Truth, praise and help

El hecho de utilizar herramientas tecnológicas no implica que exista un aprendizaje significativo. ¿Se han dado cuenta de la cantidad de tiempo que una pantalla se encuentra de por medio en una conversación de sobremesa? De la cantidad de estupideces que lanzamos diariamente a la infósfera. Pero eso sí, nos consideramos unos alfabetizados informacionales por tener una cuenta de Facebook y Twitter…y los más avezados quizás hasta tengan un Scoop it! y hasta un blog.

Hace días me enfrenté con una serie de dudas, reflexiones y, por qué no escribirlo, sentimientos encontrados referentes al papel que juego (jugamos) como profesional de la información, dentro de la sociedad. Sin embargo estas reflexiones  se convirtieron más bien en una mezcla entre crítica y aprensiva actitud ante algo a los que nos enfrentamos cotidianamente los migrantes digitales: la intromisión de las TICS hasta en el tuétano de nuestra vida cotidiana.

Así que aquí les dejo parte de lo que mi mente vomitó ese día en el que fui presa de la infoxicación.

La innovación educativa, nos abre nuevos espacios a las bibliotecas, sin embargo ¿por qué las bibliotecas no se ven reflejadas en dichos avances. Si los bibliotecarios somos el profesional idóneo que sirve como puente entre la sociedad y las TICS y si  tenemos al alcance la infraestructura tecnológica para transferir información Las bibliotecas quedaron al margen. ¿Hasta dónde el personal bibliotecario es responsable de este rezago?

La e-learning está fundamentada en los principios de la UNESCO de aprendizaje a lo largo de la vida y esto lo retoma IFLA en la sesión celebrada en Alejandría: Faros de la Sociedad de la Información.

Quizás exista el riesgo es entender esto como la panacea de la educación, tal como se ha visto en programas de educación No Convencional, es necesario encontrar un equilibrio entre todos los medios de información, además de establecer la parte de Alfabetización Informacional para otorgarle a los usuarios las herramientas básicas de Acceso-Evaluación-Uso de la información

Pero ¿cómo hacer esto cuando los docentes son migrantes y los alumnos son nativos digitales?

Quizás colaborar o implementar algo así como un centro de atención de los estudiantes a través de las TICS, en el cual el docente facilitador tendría que adquirir las competencias de Alfabetización Informacional.

Sin embargo, dentro del nuevo paradigma, también podemos notar que en los individuos, la capacidad de análisis se va dispersando, además en muchas ocasiones se favorece una doble identidad, en la que el estudiante transfiere sus necesidades académicas o de información a herramientas tecnológicas de las que ni siquiera adquiere conciencia real de su uso.

Insisto en que el modelo de aprendizaje deberá concentrarse en la creación de un mecanismo personal de aprendizaje significativo. En el cual los nativos digitales parecieran vivir en una vida “real” mientras que los nativos digitales viven en “realidades alternativas” en las cuales a través de avatares pueden llegar a establecer diferentes roles indistintos de acuerdo a la cantidad de cuentas que se obtengan.

Si bien las plataformas de acceso a documentos electrónicos son parte imprescindible en el campo de la Educación y de la Investigación, cometemos el error de ceder toda la innovación en estas áreas.

Olvidamos el fundamento de la realidad, en donde los seres humanos nos “deshumanizamos” y nos ocultamos detrás de una serie de herramientas tecnológicas en las cuales las pantallas en diversos formatos y dimensiones ocupan un papel protagónico dentro de las relaciones interpersonales. ¿Se ha dado usted cuenta de la cantidad de tiempo que una pantalla se encuentra de por medio en una conversación de sobremesa?

De nuevo el cuestionamiento ¿Cómo los bibliotecarios haremos frente a un paradigma tecnologizado y en el que se nos relega a un papel meramente operativo?

¿Cómo incorporar de forma más efectiva las TICS e involucrar a esos migrantes digitales con un bajo grado de alfabetización informacional para que obtengan las competencias mínimas, contra los estudiantes cuyo grado de alfabetización es mayor? Aun cuando nunca hayan recibido una guía y un estímulo para que adquieran las competencias.

¿Cómo se usan las TICS, cómo y en dónde se aplica la gran cantidad de información que diariamente los individuos lanzan a la red? La respuesta es ALFIN.

Habría entonces que buscar una educación efectiva, con una realidad alternativa en la que los multimodelos de aprendizaje no se contrapongan y permitan efectividad de acción en esta triada Docente-Estudiante-Bibliotecario. Creo que esta parte para los de mi gremio se vuelve fundamental.

Porque sobre las perspectivas de la educación, no se tiene una respuesta unívoca sobre lo que puede suceder en un futuro a corto plazo..

Hablamos tanto, de la sociedad de la información y de la sociedad de la comunicación, también de incorporar las competencias en TICS dentro de las competencias básicas. Sin embargo transformar el modelo académico, se convierte en un problema a nivel nacional.

Además la incorporación de las TICS no garantiza una mayor alfabetización ni una mayor competencia de los futuros profesionales, quienes lamentablemente, se limitan en lenguaje y consideran que sus  competencias de alfabetización informacional  son adecuadas.

El hecho de utilizar herramientas tecnológicas no implica que exista un aprendizaje significativo. Quizás sea bueno provocar una transición en donde Transacción de aprendizaje / Experiencia de aprendizaje = COMUNIDADES DE APRENDIZAJE.

¿Cómo hacer frente a la cantidad de información a la que se tiene acceso?

Ejemplos concretos de esto:

Capacidad de síntesis, ¿cualquier baboso puede ser un twittstar?

Hablar de TICS para imbéciles es tan complejo como hablar de TICS para uso académico.

140 caracteres que le ofrecen la posibilidad a un docente de convertirse en bufón. ¿Lo vale? La capacidad de dispersión de la información abre posibilidades de comunicación que salen del espacio áulico. ¿Qué es lo que hace que los usuarios sigan a gente estúpida diciendo estupideces? Aquí el asunto de aprender a aprender en el cual los nativos digitales ni siquiera son conscientes. Así podemos vernos en la reducción de la capacidad de lenguaje, la carencia de crítica constructiva, la disolución de la capacidad reflexiva.

Las TICS son, el asunto es el USO que se les de.

Tópico importante: esa dualidad entre la realidad física y una multicapacidad de tener tantas personalidades como cuentas de acceso a diversos medios.

¿No les parece verdaderamente aterrador? Una horda de personajes montados en una plataforma digital carentes de capacidad crítica y con la pura intención de hacer reír a la gente. ¿Eso no se llama bufón?

Es el reto de los docentes es adentrarse en esos nuevos paradigmas e intentar darles un giro hacia asuntos más productivos.

Insisto en que estas reflexiones aún no han concluido, quizás nunca lo hagan, sólo que vivir en una época en la que estas herramientas nos han transformado de forma tan radical, no deja de parecerme aterrador.

Dejémosle eso a mi paranoia, estimados cyberlectores.

Las TICS SON.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s