Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Ateísmo inherente


“A Lilus le preocupa cómo entrar en el cielo. No es ninguna hereje. Sabe que el cielo es un estado, un modo de ser, y no un lugar”

Poniatowska, E.parentesis

¿Por qué creerían que soy atea? ¡Qué no me de golpes de pecho, que no asista a una institución religiosa, que no siga un culto, que no consulte sólo la Biblia sino el Corán, el Baghvad Gita, el Corán, el Libro del Libros del Chilam Balam o el Rig Veda no me hace atea.

Que no me crea el cuento del cielo y del infierno y que limite mis dogmas por darle preponderancia al raciocinio, que sea blasfema, hereje y hasta bruja; nada de eso me hace atea.

Confio en el logos y en el inicio, en esa magia/maravilla que nuestro limitado entendimiento no puede ni intentar nombrar, menos representar por ser todo y nada.

Llámenle como gusten, nadie es poseedor de la verdad absoluta y todos somos mortales ignorantes de los designios inconcebibles. Me mortifican los incongruentes y los que se aferran a intentar “evangelizarme”.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s