Publicado en Apocatástasis, Reflexiones de la Palomilla

Se fueron los días


“Sabia virtud de conocer el tiempo, a tiempo amar y desatarse a tiempo”

Leduc, R.

perdidosenlaweb

El tiempo es una cosa curiosa, un invento humano para intentar controlar lo inevitable. Para explicar lo que no puede explicarse, para atesorar nostalgias y vislumbrar esperanzas a pesar de que estemos destinados a vivir en un eterno presente.

Este año fue especialmente difícil en muchos sentidos, hubo batallas que aún no concluyen, pérdidas irreparables, trabajo arduo, pero no hay razón para volver atrás la mirada.

También hubo felicidad, viajes planeados y otros sorpresivos, días de reencuentros y de abandonos. La vida tiene su sal y su pimienta.

El Mago está ahí, siempre pendiente, junto con Dream Bearer a quien tuve el placer de volver a ver luego de tanta distancia. 365 días faéricos, donde hice tantas cosas que sería imposible ennumerarlas todas. Brunóf me sorprendió obsequiándome unos maravillosos trazos que me han hecho replantearme algunas facetas de mí misma. Tengo que suturar algunas heridas recientes y acabar de dejar que cicatricen otras no tan recientes pero que de vez en cuando también les da por abrirse un poco.

La Hechizera de fuego retomó sus letras de una forma inesperada y ahora realiza interesantes investigaciones que le permitan obtener suficiente material para transformarlo en algo nuevo.

Hubo letras y más letras que comentar, que seleccionar y también algunas otras que quedaron entre paréntesis. Sin embargo están latentes, esperando el momento de obtener un poco más de forma para poder salir a la luz.

El Sr. Durán decía que no le desearan luz para este año, así que luego de algunas reflexiones le dejé estas letras que quizás eran una proyección de mí misma:

“No te deseo luz, sino esa profunda obscuridad como de un pozo seco, desde donde se logren ver apenas las estrellas, desde donde añores el brillo de la luna, desde donde desees fervientemente el calor de los rayos de un sol de verano. Una obscuridad donde puedas escuchar los latidos de tu corazón y sepas que aún en esa terrible solitaria obscuridad, estás vivo y amas lo que eres.”

Este año aún no he hecho planes, eso me tomará algunos días ya que he tenido que hacer bastantes reajustes. Sin embargo aquí estan de nuevo estas palabras breves, quizás demasiado, pero me he concentrado en la lectura de algunos textos interesantes y en intentar descansar física y mentalmente lo más posible para volver con la mente clara y el ánimo renovado.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s