Publicado en Cuenterías

Magia distante


Y-QUE-SEA-LO-QUE-SEA

Fuente de imagen: Brunoferías

Fueron tus labios, tan cerca, abriéndose delicadamente hasta cubrir los míos. Esa tibieza que nos hizo descargar todo lo que pudiera expresarse en palabras, pero a la vez inexplicable.

La marca indeleble que dejas al besarte sin prisa, como si el mar lograra detenerse y únicamente se pudiese tener una fotografía grabada en algún lado de nuestros sentidos.

Abrí los ojos, esperando descubrir exactamente en qué consistía el milagro que brotó de forma tan inesperada, pero no hubo nada que pudiera explicar esa sensación en cada célula de mi cuerpo.

Sólo estábamos ahí, sin decirnos nada, quizás soñando dentro de nuestros mundos propios y rompiendo por instantes la distancia.

El mar plateado y la bahía que parecía extenderse hasta el infinito, sin comprendernos, sin saber qué hacer con tanta maravilla.

A tu lado, en ese espacio inverosímil, donde nuestro lenguaje era el silencio compartido, el latido a dos tiempos, la realidad se fue convirtiendo en una cortina de cuentas regresivas, 3,2,1.

Luego descubrí que el hechizo radicaba en tu mirada, en la que podía mecerme y contar historias que surgían de la profundidad de tus pupilas.

A partir de ahí, tome el lápiz y comencé a escribir.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s