Publicado en Las que saben, Reflexiones de la Palomilla

1. Bestiarias: Ideas varias deshilvanadas en una noche sin luna posteriores a un perfecto amanecer


Hablando del tiempo

tiempo-entre-manos

Fuente de imagen: Nica feliz

El tiempo, un regalo efímero y a veces mal aprovechado.¿Por qué? Es que de tanto dicen que se haga, es un recurrente: “Tienes qué” o “Debes de” e impide de varias maneras desarrollar de forma plena el potencial que se posee.

No se puede vivir exclusivamente para los demás, ese estereotipo de ser la madre de todos, la que se preocupa por todos, la que está al pendiente de todos, también limita. Tristemente llega un momento en que las mujeres que han vivido para los demás, olvidaron guardar un momento para sí mismas y acaban viviendo vidas ajenas.

Es necesario y hasta imprescindible, guardar un tiempo, un espacio, un lujo, una actividad que sea exclusiva, algo que se cultive como propio, que no involucre a nadie más y que sólo te satisfaga.

Hablando de ese término denominado pareja

1-IC500_-_ALQUIMIA_TANGUERA

Fuente de imagen: Hielo azul

A veces me pregunto si existirá acaso alguien que pueda ser esa parte que me ayude a sacar mi mejor versión. Desde hace tiempo lo dudo, creo que llega un momento en que hablar de “pareja” se vuelve irrelevante.

Tal vez sea que me resulta absurda esa idea, porque vivimos bombardeadas por ese colectivo social que nos dice que debemos tener una pareja que nos cuide, que nos proteja, que vea por nosotros, como si estuviéramos impedidas para ser un individuo completo y tuviéramos obligadamente que buscar ese extra del que carecemos. No estoy de acuerdo.

Hace días me preguntaban porque carecía de pareja, contestaba que no es algo necesario. He llegado a amar la libertad que me permite elegir por mí misma lo que considero mejor, también de asumir las responsabilidades de los actos que realizo. Aunque hay días en que me despierto con ganas de “enamorarme”, recuerdo en pocas horas que primero estoy yo y soy lo más importante, como para continuar con esa idea de buscar ese “alguien utópico” que a final del día no resultará más que en un mortal como cualquier otro.

No me cierro a esa posibilidad, pero elegir vivir sin una pareja en esta etapa de mi vida, es asumir la responsabilidad primigenia de aceptarme primero y quizás de esa manera gane mucho más que al aferrarme a conseguir algún placebo que pudiera “curarme” de mi misma.

Hablando de mi yo, que no siempre es el que yo quiero

achu farol

Fuente de imagen: Fotos Juan Castro

Luego nos dijeron que existían pocos caminos para ser mujer, entre esos podías elegir entre ser virgen, maestra, prostituta o bruja. Elijo la última, curiosamente toda la connotación negativa sobre esto, queda al margen. No soy “la que se espera”, ni quiero hacer lo que los demás esperan. Ya no.

Quizás lo único que le queda a una, es una misma. En este camino encuentra uno a muchas mujeres que recurrentemente justifican una existencia de violencia verbal, psicológica, económica y física debido a muchos factores.

Hubo un tiempo en el que también justifiqué muchas estupideces, pero ahora, desde esta orilla sé que eso no es lo que quiero. No soy más que una Palomilla que se estrella contra un farol, pero quizás a veces he sabido ofrecer un consejo, una dirección o un teléfono en donde pueden ayudar a aquellas que se han despertado y quieren un cambio.

Aunque aún no sé a ciencia cierta hacia dónde dirigiré mis pasos en un futuro lejano, sé que los pinitos que voy dando, rendirán frutos. Que las palabras convencen, pero el ejemplo arrasa. Tan sólo quiero apostar por ser congruente con mis palabras y acciones en este camino que aún tiene demasiadas estaciones en las cuales debo permanecer.

2. El mágico llamado de las palabras

3. Esas constantes sombras

4. De roles, sin canela pero con amor.

5. Como me veo, me verás

6. A punto de estallar

7. Soy mujer

8. El futuro está en mis manos y también en mi mente

9. La abundancia no es sólo el dinero, pero éste es también necesario.

10. Creer es poder, yo creo

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s