Publicado en Las que saben, Reflexiones de la Palomilla

5. Bestiarias: Como me veo, me verás


“Por que el espíritu no va a ningún lado sin las piernas del cuerpo, y el cuerpo no sería capaz de moverse si le faltasen alas” 

Saramago, J. (2001) Todos los nombres

 “Al poner en contacto nuestros cuerpos imperfectos, no hacemos más que contarnos lo que no podríamos contarnos de otro modo” 

Murakami, H. (2009) Tokio Blues

“Mi cuerpo es una casa de huéspedes selectos” 

Treviño, R. (1998) La mujer que no fui. 

Botero_Alta

Fuente de imagen: Botero

Habito en este cuerpo, que por mucho tiempo estuvo relegado, que dio vida, que recibió golpes de lucha. También fue constantemente minimizado y relegado por demonios atroces.

Pero este cuerpo, en el que habito, poco a poco ha aprendido a amarse, aunque  quizás últimamente ha estado abandonado.

Mi cuerpo ahora ha adquirido una nueva belleza, el icono grabado así lo indica, sus colores significan la última parte de una metamorfosis que ha sido lenta, dolorosa, pero efectiva.

Siempre la tentación nos acecha, el estado de Sibarita, tan seductor llega a vencer esta mente que se doblega ante el sabor fuerte de un buen tinto con chocolate.

Excesos. Difícil volver a encausar el cuerpo a su limpieza interna, no imposible.  Es momento de volver, retroceder y decidir que en este momento lo mejor es retomar el camino del amor hacia una misma.

El placer por la comida me es sagrado, herencia del matriarcado del que provengo, con el consabido resabio que se altera cuando al colocar los alimentos, alguien comienza a contar las calorías o a intentar darte una lección de nutrición.

¡Bah! Este cuerpo es mío y aprendo a amarlo, también aprenderé a alimentarlo, pero a mi modo, a mi tiempo. A mi salud.

1. Ideas varias deshilvanadas en una noche sin luna posteriores a un perfecto amanecer

2. El mágico llamado de las palabras

3. Esas constantes sombras

4. De roles, sin canela pero con amor.

5. Como me veo, me verás

6. A punto de estallar

7. Soy mujer

8. El futuro está en mis manos y también en mi mente

9. La abundancia no es sólo el dinero, pero éste es también necesario.

10. Creer es poder, yo creo

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s