Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Las letras del pasado


Mi vida en un archivo

libreta

Libreta de apuntes de Papala

Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Cartas, libretas, fotos, invitaciones. Cuántos recuerdos entre mis cosas, los programas de mano de Voces en el umbral y Novenario, notitas que me regalaron personas muy especiales. Recortes de periódicos.

Somos palabras, también en ocasiones, me vuelvo número, papel, secuencia. Un directorio telefónico viejo, con códigos borrosos.

El rastro de nuestra existencia se perpetua una vez que la tinta ha impreso alguna idea. Surgen frente a mí datos y datos, papeles y papeles de esa maleta vieja, que ella tenía guardada.

Lo descubrí hace poco. Ahora sé desde dónde me vuelvo palabra. Fue ella la primera en hacerlo, apuntar aquello importante en esas hojas que ahora amarillean. De ahí mi manía por las libretas. ¡Cómo iba a saberlo!

Es curioso, como se van heredando rasgos, quizás en algún momento de mi existencia aprendí que era importante dejar los datos, las ideas, los trazos en algunas páginas y conservarlos.

Segunda ocasión en tan breve lapso, en el que se me ha mostrado la valía de lo escrito. Hace unas semanas, aquel papel que rescataron de la bolsa, con el testimonio liberador, con el bálsamo que cabalmente apuntaba lo que había de dejarse en este planeta antes de partir.

Ahora, la libreta con esos trazos dispersos que su mente brillante dejó como testimonio de sus angustias y también el registro de los actos cotidianos de su vida.

Quizás, dentro de algunos años, los faéricos también encuentren mis archivos. Algunos en un cajón, otros en un disco. Todo el mundo faérico que está escrito ahí, que cuenta no sólo mi historia, sino también la de ellos.

Por lo pronto:

Alunizo

Se me fue llenando el corazón con tu recuerdo. Fue volver a entender que existo porque piensas en mi, fue la luna que aún en la distancia nos cobija. Artemisa cómplice de nuestro secreto a dos susurros.

Enamórame de vino y chocolate. sedúceme de versos, endúlzame de sonidos nocturnos

Es que me hubiera gustado ver la luna en tus ojos, como tantas veces.

Creo que el problema del lobo no es aullarle a la luna, sino que ésta no alcance a escucharlo.

Estas también son palabras.

libretasFuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Los registros de mi propia historia desde 1994 con su respectivo período de oscurantismo medieval.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s