Publicado en Cuenterías

Rémora de recuerdos


reloj

Porque sueño que te acercas despacio, tu dedo en mi boca, el beso que comienza reconociendo mi sabor, el tuyo.

Nos perdimos. Por lo menos, intentamos arrancarnos los recuerdos a costa de  distancias.

No funciona, lo hemos sabido en el instante en que nos topamos en algún sitio. Es que hay lugares que no cesan su recurrencia. Los espacios en los que se quedan grabadas historias que una y otra vez reviven.

Creí que bastaba la distancia, pero el olvido fue un mero aletargamiento; hoy lo reconozco.

Resuenan de nuevo tus pasos en la acera, no lo esperaba, fue un mero suceso fuera de tiempo. Pudiera pensarse que fue una casualidad. Pero las páginas no pasan en vano, todo tiene un sentido aunque a veces, no podamos comprenderlo.

Sueño hasta que descubro que en realidad nunca fue un sueño, tan sólo esa rémora asiéndose ferozmente a tu recuerdo.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s