Publicado en Apocatástasis

Sombra


tazacaferojaFuente de imagen: Internet

Estaba a la espera, inanimado, disminuyendo los latidos, casi una estatua. No quería auyentarla, por el contrario, llevaba días cazándola, era su presa prioritaria.

El olor que despedía a su paso le era irresistible. Le había aprendido los horarios, su café preferido, el capricho de garabatear en la libreta mientras daba sorbitos en la taza espumosa.

Quería volverse sombra, ocultarse lo más que pudiera para evitar ser descubierto, especialmente cuanto la veía a través de la ventana. Le gustaba verla ajetreada, organizando aquí y allá objetos en la casa.

Pero ya era incontenible su necesidad de acercarce un poco más. Sabía que eran pocas las oportunidades, no porque careciera de armas a su favor, sino porque tenía un pavor exagerado a ese rechazo, quizás no brusco, pero de cualquier manera doloroso.

Cabía la posibilidad de asustarla, eso sería lo peor, porque no habría forma de convencerla que sus intenciones no eran lastimarla. Quizás robarle algunos besos, deslizar sus manos por el rostro, descender por su delgado cuello y urgar entre sus pechos. Si corria con suerte, tendría acceso a lugares más profundos.

El solo imaginar esa piel blanca, el tiempo que le tomaría recorrer sus caderas, la profundidad justa de su ombligo, lo hacía sumirse en una especie de depresión que tornaba sus ojos en pozos surcados por oscuras manchas.

El tiempo parecía correr velozmente, las semanas se sucedían y él no llegaba a concretar ni un hola. Los primeros tintes de otoño eran la señal para declararse perdido.

Sí, se sabía perdidamente enamorado de esa idea, un platonismo que no podía brincar a la realidad, un desdén tortuoso, cubierto de sigilo.

Hasta que una tarde fresca, se armó de valor y se plantó frente a ella, sin resultado alguno, tanto la había idealizado, que se volvió transparente, ella podía traspasarlo con la mirada, era como si se hubiera transformado en una ventana.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s