Publicado en Las que saben, Reflexiones de la Palomilla

Mientras las palabras


Mientras las palabras estén escritas en papel de la manera correcta, el medio o la forma no importan.

Siempre existe el modo de hilar conjuros.

jeremy mirandaFuente de imagen: Jeremy Miranda

La luna habla en silencio

¿Acaso la  escuchas?

Languidece y en su desesperado anhelo

alza la marea.

Las estrellas hablan en secreto

con letras desconocidas.

Entonces el mar, se cuela diluyendo una pared.

Cruzamos el portal.

¿Conoces el secreto?

Es el mundo perfecto, llámale como quieras. Pero sé que estás ahí, no importa si es barco, buhardilla o simple mesa con manteles de madera. Es que a veces, lo único que requieres es un espejo, ese que te permita decidir que a la imagen lo que le falta es una botella de vino, un par de copas y tu diván anaranjado.

Además si te acercas un poco hacia el mar, descubrirás que en el cielo siguen brillando las dos lunas. No estoy segura de porqué o cómo llegamos a convertirnos en esas narradoras omniscientes que todo lo van bordando con palabras.

Lo único cierto es que hoy compartimos un hilo conductor que se nos enreda en la vida. También sé que podemos salvarnos, así que no podemos hundirnos por demasiado tiempo porque estamos ancladas.

Entre las Divagaciones del libro rosado, lleno de filósofos y cerdos metafísicos, entre arañas que brincan de manecilla y manecilla, se encuentra un punto de acceso al Castillo Azul. Ese donde podemos hornear algunos panes, destapar el vino, fabricar muñecas de hojas de tamal.

También se cuelan las ideas y se destruyen autores, otros se idealizan y hasta se llegan a convertir en títulos para una biblioteca murakamina compartida.

¿Qué más pistas quieres? Lo único que falta, es que descubras que en tu búsqueda eterna, siempre se puede hacer apocatástasis y luego volver a echar a andar. No hay límites, sólo pasos y podemos ser espejos eternos.

La mujer del diván anaranjado tiene alas.

Mientras tanto, en el otro lado del espejo, tras el despiadado país de las maravillas, se encuentra la Palomilla con alas de palabras.

Entonces

VOLEMOS

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s