Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Vagando y renegando


100-canto-1-daliPues ahora sí que las intenciones eran buenas, pero no hay que confundir la gimnasia con la magnesia.

Ruta 1, tan llevada y traida. La primera vez fue relativamente un espacio tranquilo, podía un ver rostros de gente estúpida, escuchar el sonsonete pegajoso del cliché de los “niñ@s” bien y tolerar el asunto de las cervezas por todos lados.

Pero ahora sí que era una lástima que no dejaran escuchar a una excelente banda como es Big Border Soul, que enviaran las esculturas de Carrington a una calle lateral y que las personas estuvieran sobre ellas, sin ningún respeto por éstas.

Aún más deleznable, es que se atrevieran a rebajar la maestría de Dalí a una simple exhibición de pasarela y eso sin contar la maravillosa alusión a la Divina Comedia.

Triste asunto, que toda esa muchedumbre alcoholizada estuviera pululando como en carnaval, mostrando que el único interés era el exhibicionismo vacío.

Por fortuna tanto las esculturas de Carrington como los grabados de Dalí seguirán en exhibición. Siendo especialmente éste último, un maestro que hace que el recinto donde se presenta su obra, se convierta en un lugar mágico, pero que se vio tristemente amenazada por la estupidez de los organizadores que permitían a la gente entrar con bebidas y ahí en tropel, como si fuera cualquier cosa, debido a que la seguridad era mínima en comparación con la cantidad de personas que ingresaban.

Todos esos infiernos y purgatorios, toda esa confusión dantesca llevada a la imagen con la maestría de Dalí, minimizada sólo porque a alguien se le ocurre que hay que difundir la cultura usando de sebo el alcohol.

No quiero ni imaginar qué pensarán los responsables de llevar esos hermosos grabados por el mundo, cuando se den cuenta de que aquí en estas tierras, se vieron tan tristemente apreciados. Ni qué decir de los comentarios babosos de algunos, que no vale la pena apuntar.

Creo que eso, lo único que eso nos deja es la falta real de conciencia de las autoridades quienes permiten semejante abuso, porque no encuentro cómo llamarlo de otra forma.

Hubiera estado ad hoc si se quedaran con las áreas de los acróbatas, los músicos de café, la venta de bisutería y las esculturas “vivientes”, hasta ahí. Pero no mezclar. Hay cosas que merecen su respeto y aquí se pasaron las reglas más elementales del cuidado del patrimonio artístico mundial, por el mismísimo arco del triunfo.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

2 comentarios sobre “Vagando y renegando

  1. Esos detalles son lo que me ha impedido asistir a estos eventos. Tengo curiosidad, quiero disfrutar de una banda tocando en la calle, de ver el arte fuera de paredes y cristales, pero es cierto, la gente que va solamente a alcoholizarse en la vía pública con permiso de las autoridades, me quita todas esas ganas…
    nada qué hacer, sino esperar a que se cambie esa mentalidad tan pobre.

    1. Pues hay muchas cosas que ver todo el año. Ya ves el concierto de jazz. Además todos los jueves hay música en el Parque lerdo y los viernes en el Parque Revolución. Cine en la Quinta Gameros los domingos y no faltan las exposiciones fotográficas en el Lerdo, el mesanine del Congreso, los museos, etc.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s