Publicado en Apocatástasis

Aún aquí


El tiempo, ese concepto netamente humano, el parpadeo de vida, somos instantes.

Regreso, al momento justo del adiós, uno de tantos, el último.

justamente ahí, en el punto donde no hubo nada más que hacer.

Pero el silencio entre nosotros nunca fue denso.

A decir verdad, lo prefiero así.

Mi vida sigue su camino

inexorable

azul

como

siempre

en ese punto

donde nos encontramos cubiertos de sueño

me libero en esta vida del vínculo que tenemos.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s