Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Migrantes


“Abre los brazos y abre tu pecho, como una gaviota libre y preciosa”

Fuentes, J.

Migrar, como las aves. El embeleso de un cielo en movimiento. La belleza de la vida que se sucede. Migran y con ellas quizás un poco de nosotros también vuela alto. Todo un acto de fe en la vida, en el mañana.

Los años pasan y los otoños llegan, el dios está a punto de sucumbir, la diosa mengua, el campo se adormece y también sus criaturas. Buscamos refugio, cobijo en la tibieza de otros como nosotros.

Dejamos atrás también el camino andado, los obstáculos superados, las tristezas y seguimos adelante.

Así volvemos a caer, como las hojas, una parte de nosotros culmina, cerramos ciclos, pero también abrimos nuevos. El “elotoño” de Beatriz casi llega a su fin.

Mientras tanto, el cielo se cubre de danzas, bellísimas coreografías que son el reflejo de una lucha inquebrantable, de recorridos arduos, de fuerza en la aparente fragilidad.

Quizás no todos, pero unos pocos nos detenemos a disfrutar la magia que implica el sólo hecho de vivir y de vencer.

20090423212117-dia-del-libro-2009Fuente de imagen: Ramón de Aguilar

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s