Publicado en Cuenterías

Coctel


tintafuenteFuente de imagen: internet

Cientos de bocaditos de palabras deshaciéndose en nuestras pupilas…

Abro las primeras páginas, me asaltan sus trazos en las calles, las pantallas se llenan de enunciados.

Me asomo entre los huecos que van dejando, una por aquí, enlazada con otra más, hasta que forman

un

conjunto

de

ideas.

Veo la cartela, el remate, la basa, el asta, el anillo, la oreja. Disecciono la antomía del signo saussureano.

Descienden, ascienden, se enroscan y giran, se enlazan y se separan obligándo a mis ojos a perseguirlas sin tregua alguna.

Van en tropel vertiéndose en mi cerebro, atrapadas sin piedad por mis retinas y enviadas en segundos hasta el músculo decodificador de todas las cosas.

Se materializan entonces en forma de imágenes. Es el lago cerca de un Castillo Azul, el campo ensangrentado de una guerra absurda, la lágrima que va abriéndose camino en una mejilla, el olor a las especias dentro de una cocina que jamás existió.

Son ellas que hacen que mi cuerpo se estremezca o termine hecho ovillo atisbando un poco a través de las cobijas.

El detonante, la esquirla, el principio y el fin.

Son todas ellas, hechizos:

PALABRAS

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s