Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Torniquete


Bai YiluoFuente de imagen: bai-yiluo

Así uno despierta estúpidamente enamorada del amor, que no es lo mismo, pero casi. Tampoco es amor romántico, porque ese mata. Sólo es ese amor libre que luego de contenerse un laaaaargo tiempo, por fin encuentra la salida. Adiós torniquete. Hay cicactrices, profundas y largas, ahí seguirán, pero ya no duelen.

Llegará el día en que sepa qué haré con tu recuerdo. En que la distancia sea menor a 10 dígitos, en que las copas se escancien con tu nombre porque vos sos libre y yo aún estoy ganándome a pulso la libertad de reconstruirme hacia esa mujer que se pertenece totalmente a sí misma. Por ahora sólo debo aprender con el alba.

Adiós torniquete en la aorta, adiós y espero que no vuelva a necesitarte de nuevo.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s