Publicado en Mundo faerico

Error añejo


porticoFuente de imagen: Dulces Pórtico
¡Ay, cosas que pasan!
Pues que hace meses se me rompió el corazón de la infancia (aún tenía corazón infantil) y todo a colación porque la gestalt hace las suyas y se me antojó un changuito (raspado, nevado) de TICO. Entonces recordé el error colectivo y arrastrado por años en estas latitudes del país.
Resulta que ese polvito picoso y dulzón o ese botecito, con pulpa picosa no se llama TICO. ¡Así es, aunque usted no lo crea! Pero aquí está la prueba de que vivimos y crecimos en el error. Este producto se llama PÓRTICO y si no me cree, vaya a su tiendita de abarrotes, pida uno y lea bien (con detenimiento el sobrecito). Una vez hecho esto, también sentirá como se le rompe el corazón.
Quizás parezca una simpleza, algo trivial e intrascendente. Pero cuando toda una comunidad tiene un recuerdo infantil colectivo de tal magnitud, también es un “shock” que rompan ese breve vínculo con los años felices.
Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s