Publicado en Mundo faerico, Tita

Días para Tita


-¿Quién me regaló esta taza, hija? 

-Yo Tita

-Pues yo no sabía malas palabras y ya me estoy enseñando.

taza titaFuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

TITA

Ya casi voy a cumplir 91 años y me ha tocado buena vida, rodeada de casi toda mi familia y sin enfermedad.

-Le digo Tita, que en este aparato de todo nos enteramos. Le digo refiriéndome a las redes sociales donde vimos las fotos de todas las personas que ella quiso.
-Anda hija, no que antes había que esperar la cartita y cuando por fin llegaba, ya había pasado un mes del suceso.

Una vez, cuando estaba chiquilla, una tía de mi abuelita, mando de regalo una caja con aguacates para que los conocieran. El viaje era de varios días a caballo. Así qué puedes imaginarte cómo llegaron los aguacates, eran puros huesos.

Hoy Tita amaneció con ganas de comer menudo. Yo y mis pelmas, arrastrando los pies salgo en pos del almuerzo. Valió la pena cuando llego con la olla y mi Tita dice: ¡Ay hija, que bueno que sí encontraste!

Y mientras almorzamos escuchamos canciones de Pedro Infante

PIEZAS DE INFANCIA

Yo vivía con mi abuelita, cuando mi abuelita murió, lágrimas me costó volver a casa. Dicen que yo decía que en casa de mi mamá, “ni el sol alumbraba”

Mi abuelita era alta y delgadita y ya nomás oscurecía y me agarraba a su cintura, allá me crie con ella cuando estaba muy chiquita.

En la escuela sólo daban hasta tercer año, un maestro para cada grado porque éramos muchos niños. Es que antes no había pastillas para no tener hijos.

Nosotros fuimos muy pobres, pero con hambre nunca estuvimos, descalzos nunca anduvimos, tampoco desnudos. Mi papá era muy responsable y trabajador. Además entonces la tierra daba mucha cosecha, bastante frijol, maíz y teníamos gallinas, vacas, cerdos, borregos y hasta cóconos.

Una vez mi papá tuvo un par de borreguitos, los sacaba todo el día para que se fueran a la laderita. Ya al atardecer les gritaba: “vénganse mis muchachitos” y los borreguitos bajaban corriendo de dónde ya le reconocían su voz.

A mi me gustó siempre tener animalitos, perros, gatos, vacas, caballos, burros, borregos, chivos, puercos, una vez hicieron un censo, y me preguntaron cuántos animales tenía, como no sabía, tuve que contarlos, casi llegue a juntar los 100 animales entre cóconos y gallinas.

Lo que nunca me dio por criar fueron patos.

Un día matamos un cócono. No me lo vas a creer, pero tenía un alambre de esos de colchón atorado en la garganta, nosotros no sabíamos pero ya casi le perforaba la molleja.

CANCIONCITAS Y VERSILLOS

 Tita canta a cada rato. A veces uno o dos versos, a veces canciones completas. También recita de memoria lecciones que aprendió en la primaria. Ayer cantaba:

“Hombre cuando tiene dignidad
Procura sus defectos corregir
Y si ama su bendiga libertad
¿Cómo puede a los vicios sucumbir?”

DICHOS

Tita a cada rato nos lanza un dicho, en mi país los “Dichos” son frases populares, que tienen una enseñanza. No tengo idea si en otros lados sea igual, pero en estos días hubo tres que me gustaron:

-“En un camino largo, una manzana pesa” Porque debe subir la escalera que cada día le cuesta más subir

-“Vámonos que ya ensillaron”

-“El cariño se va a donde él quiere” Mientras escuchamos canciones de Pedro Infante y entre canción y canción dice: Qué bonito cantaba, que bonita melodía.

TitaFuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Y así podemos pasar la vida, Tita recitando, cantando, diciendo adivinanzas y dichos. Ella habla y yo corro por libreta y pluma, para intentar guardar todo lo que ella quiera compartirnos.

 Más de Tita:

  1. Viaje a mi pasado
  2. Recuerdos
  3. La casa
  4. Hombres de mi tierra
  5. Volvió a suceder
  6. Abuelo
  7. Mirada al viento
  8. Si el olor se guardara
  9. Recuerdos de Tita
  10. Sabores
  11. De mi tierra
  12. Sorpresivo recuerdo
  13. Desde la tierra de Jauja
  14. Esa querencia por la tierra
  15. Noventa años son un largo camino
  16. Ese polvo de mi tierra
  17. Versos de antaño
  18. Las cosas que me fascinan de Tita
  19. De vuelta al todo
  20. Días para Tita

 

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s