Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Nosotros


spellsFuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Escribir en presente, lo que fue el pasado, es sólo un medio para comprender lo incomprensible. Escribimos una historia brevísima, que no por ser así, fue menos intensa. Por el contrario, ambos fuimos víctimas de Van Gogh y testigos del invierno, la noche, la piel, el sueño, la bebida, el suelo, la lluvia y el beso.

Los capítulos primero se sucedieron, pero hubo también pausas largas y llegadas maravillosas. Sabías romper las noches sorpresivamente, cubrías con sonrisas tus desapariciones y también con whiskey, tinto, tequila o cerveza. Nuestros encuentros perfectos se marcaban entre las doce y las tres, horas clave, mundos de portales abiertos, pasillos oscuros, ansiedades compartidas, deseos convertidos en sueños.

Nuestras manos sacaban chispas al unirse y las miradas se concentraban en descifrar las novedades en medio del silencio. Contigo el Chapala Blues se volvió un himno y el desconcierto en amanecer.

Pero fue el Jazz, que nos descubrió después de las películas sangrientas y la botella de vino. Se encargó de tejernos un vínculo dotado de música. Los metales, las voces, las bases, tu voz tarareando las melodías, que sabías al pie de la letra. Fuimos entonces amantes que compartíamos ese mismo deleite.

Así que como escribió Becquer:

“¿Quieres que conservemos una dulce memoria de este amor? Pues amémonos hoy mucho, y mañana digámonos: ¡Adiós!

Nos despedimos sin dramas, sin reproches, sin llanto. Pero nunca con un adiós, sino un “hasta luego”, que sigue siendo el punto de ida y de regreso.

Por eso te regalé la llave, te di la clave de acceso y aún eres el portador de los secretos de mi corazón. Eres y estás, contra todo pronóstico, contra todas las páginas del libro de sombras, contra toda distancia y tecnología, contra la lógica y contra todas las palabras conjuro para sacarte de mi mente, de mi piel, de mis ojos, de mis sueños.

Estás ahí y lo siento con todo el cuerpo, mientras llega un vientecillo fresco, apenas perceptible, que arrastra hacia mí esta noche, tu voz con un: Let me see how spring is like in Jupiter or Mars.

 

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s