Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Autorización


“Yo creo en el poder llamar las cosas por su nombre”

Dresser, D.

pozodeseos

Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Me permito la letra, la palabra, el sonido

para dejar en claro que el mundo está torcido.

Los besos que dejamos, se van evaporando,

quedan tan sólo sueños, tristes, adoloridos.

Se oye tanto de guerras, de muerte y genocidio

se olvidaron de pájaros, destruyeron sus nidos.

Hay presos imposibles y libres condenados

cadenas invisibles, grilletes muy pesado.

También labios sellados, con lágrimas, con hilos,

los huérfanos abundan, se arrastran aturdidos.

Me permito gritar lo que a diario me hiere,

las mujeres llorando sin justicia se mueren,

peregrinas de amor, de hijos, de saberes,

arrastrando la vida, cobijando la muerte.

Alimentando huesos, escarbando en la vida,

cultivando semillas, bordando cicatrices.

Somos espectadores impasibles del mundo

tantas veces abierto, ultrajado y oscuro.

Quizás haya esperanza entre tantos infiernos,

surge de las cenizas recordando los hechos.

Que no se olvide nada

guarde la carne el verso.

 

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s