Publicado en Cuenterías

Naves de mi insomnio


mens dormiens

Fuente de imagen: Vladimir Kush

 Se me escurrieron los besos por tus ojos, hasta dejarte dormido. El mundo afuera es un mito mientras jugamos entre sueños.

Eran sus manos líneas y mi cuerpo territorio. Trazamos mapas sobre lienzos blandos y nos volvimos, mar, montaña, valle, río.

Es la sal, el gusto preciso del momento en que nos despedimos una vez mas. Cerramos los ojos y corremos hacia nuestros propios deltas. Desde ahí, seguiremos engañando al destino. Tu alas, yo raíz, tu explorador, yo mulher, bruixa, deusa.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s