Publicado en Cuenterías

Sin silencios


“No respiramos aire, respiramos silencio”

Segovia, T.

lagolunaFuente de imagen: internet

Me lleno de tí, revolviendo presurosa las páginas donde por primera vez apareció tu nombre. Ahí en letras claras (totalmente opuestas a las mías).

A la vez me siento enamorada y engañada, porque sucedes. Confieso que no es la primera vez. Se bien que en tí tampoco es novedad.

Pero te siento, aquí junto a mí, en esas mañanas donde odio la luz que se cuela por las cortinas, una caracola transformada en megáfono, tu mano recorriendo mi espalda y el breve hola desmañado.

La vida es tan simple.

Tan simple como un breve sorbo en la taza humeante de café.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s