Publicado en Las que saben, Reflexiones de la Palomilla

3. Bestiarias: Hablantes, soy la que cuenta cuentos.


“Y dado que ella, la primera y simbólica mujer, se aferró a la antigua fe más tenazmente que Adán, quien sólo la siguió en su acción, su castigo debía ser aún más terrible”

Costas, N.

“Las palabras determinan nuestra cultura y la escritura afianza conformando el papel a modo de memoria antigua”

Costas, N.

“El sonido de una palabra es un eficaz agente mágico y la principal llave para establecer la comunicación con entidades inmortales”

Jodorowsky, A.

“Yo creo en el poder llamar las cosas por su nombre”

Dresser, D.

AlexAlemanyFuente de imagen: Alex Alemani

Es el mito, donde se nos envuelve al nacer. Venimos cargadas de ideas que transmitimos a través de las palabaras. Pero ¿Qué pasó con todo lo que conocimos antes de hablar?

El lenguaje como vía, de lo que hablamos hace días, enredados en los conceptos. Porque surgimos también del mito, nuestra historia se va formando a través de los conceptos que nos inoculan desde el nacimiento. A veces desde antes.

Por eso hay que reconstruir el lenguaje, las historias. Lanzar a la basura mucho de lo que contenemos como depósito cultural y sacar nuevas telas de donde ir cortando vocabularios mejores.

Pero el mito nos obliga a construir paradigmas, siempre es el príncipe azul y la bruja mala del cuento. Cuando nos hablan los hablantes, o que empezamos a escarbar entre los huesos, nos damos cuenta que andamos a ciegas, por caminos equivocados.

Por tanto la palabra se vuelve bálsamo, la tinta late y las palabras construyen y deconstruyen mundos. Quizás eso tenga mucho que ver con la apocatástasis, también con el hecho de descubrir, que del clan, soy la que cuenta cuentos. A veces inventados, porque vale la pena hundirse en el lago y recorrer el castillo azul con todo y cabaña.

Así también se puede hacer surgir la magia, desde el punto más endeble, en el que dicen que la locura comienza a germinar.

Otras, transcribo otras historias o pido prestadas las palabras de las mujeres de mi clan, para explicarme y explicar las tres fundamentales aristotélicas de: quién soy, de dónde vengo y a dónde voy.

Entonces entre mitos, historias, relatos, me voy apropiando de una historia propia que tiene su reflejo también en lo real. Porque el lenguaje me permite explicar el mundo y mientras más se amplia, me ofrece más posibilidades.

Y justo el día 18 se cumplieron siete, son los años que publicamente he lanzado por la borda las palabras, he permitido que sus harapos de tinta y papel, se vuelquen en otros confines. Porque vivo la palabra y soy palabra.

Palomilla con alas de palabra.

1. Diosas, Brujas y Sabias

2. Sexualidad

3. Hablantes, soy la que cuenta cuentos

4. Deja que te cuente un cuento

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s