Publicado en Bibliotecaria

Volar sin ataduras


Nicol VizioliFuente de imagen: Nicol Vizioli

Fragmento de Diosas, brujas y sabias. Costas, Noe

Cuatro días después, volvieron con el ave que se les había encomendado y le preguntaron a la anciana: ¿Y ahora qué hacemos? ¿Qué debemos hacer con ellas?

La sabia les dijo: ¿ustedes quieren ser felices? Sí, le contestaron. ¿Volaban alto?, preguntó, ¿Eran fuertes sus alas, eran sanas, independientes? Sí, contestaron. Muy bien, aprobó. Ahora deben atarlas entre sí por las patas y soltarlas para que vuelen. Entonces el águila y el halcón comenzaron a tropezarse, intentaron volar, pero lo único que lograron, fue revolcarse en el piso, y se hacían daño mutuamente hasta que empezaron a picotearse entre sí. Entonces la sabia de la tribu dijo: Si ustedes quieren ser felices para siempre, jamás se aten el uno al otro.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s