Temor


mujerdefuego

Fuente de imagen: Einhänder

No temo,

al beso desprevenido

ni al roce delicado.

Es la piel despertando,

lo que temo,

porque se vuelve incendio,

abrasa.

Quizás en ese incendio,

de tí

queden cenizas.

 

Anuncios

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s