Publicado en Apocatástasis

Son


mascaracaraFuente de imagen: Internet

Son estas aparentemente absurdas ganas de escribirte, de llamarte, de tenerte enredado entre mis piernas, cubierto con mi piel.

El legado que van dejando los harapos de sueños que se cuelan de a poco.

La mancha oscura en el fondo de la copa, una servilleta arrugada, la sombra que se borra al alba.

Son los recuerdos

los suspiros anidados,

el beso anclado entre los pechos.

Entonces abro los ojos y casi puedo tocarte, aún con las pupilas heridas, entre los cráneos listos para ser leídos.

Me descubro desnuda frente a tí, en ese lugar sin tiempo,

suspendida

en el vaho

que acaba adherido a la ventana,

de un cuarto azul

con historias invernales.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s