Publicado en Hada imagina

10. Hada dice


16. ParqueFuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Hada y sus letras, esta vez, su versión de Hansel y Gretel

Personajes:

Narrador

Hansel

Gretel

Igor

Padre

Madre

Madrastra / Viejecilla

Narrador.- hace mucho tiempo, en el centro de Europa un padre y una madre tuvieron 2 hijos a los que nombraron Hansel y Gretel.

Los dos hermanos fueron separados por el divorcio de sus padres, entonces Hanzel fue al Norte y Gretel fue al Sur. Pero un día la madre enfermo gravemente y murió, antes de morir llamó a su amigo Igor y le dijo que llevara a Gretel con su padre.

Madre.- (hablando por teléfono) Igor, necesito tu ayuda. Lleva a mi hija Gretel con su padre.

Igor.- (sorprendido) ¿Por qué necesitas que lleve a tu hija con su padre?

Madre.- (en tono de preocupación) Te lo diré cuando vengas.

Narrador.- Al llegar a la casa de la madre de Gretel, Igor descubre que ha muerto y Gretel está sola.

Gretel.- (Sollozando) Mi madre te iba a dar esto antes de morir. Es importante.

Igor.- (Abre el sobre y lee la carta. Sorprendido la tira y grita) No puede ser.

Narrador.- Igor y Gretel toman un autobús para ir en busca del padre de Gretel.

A muchos kilómetros de ahí, en una casa sobre una colina cerca de un pueblo…

Padre.- Hansel, necesito que vayas y recojas leña.

Hansel.- Ok padre.

Narrador.- Cuando Hansel sale, descubre a un extraño que lleva a su hermana de la mano.

Hansel.- (Corriendo hacia su hermana) ¡Hola! ¿Cómo estás, hace tiempo que no te veo?

Gretel.- (Triste) No muy bien que digamos, tengo algo muy triste que decirles a ti y a papá.

Hansel.- Si, pero primero pasa, sin este extraño. (Gruñe enojado)

Igor.- (Sorprendido) No soy un extraño, soy amigo de tu madre, traje a Gretel desde el sur, porque…

Gretel.- (Sollozando) Me trajeron aquí porque… ¡Mamá murió!

Hansel.- (Asustado) Pero ¿cómo? ¡No puede ser! Mamá tenía buena salud.

Gretel.- Pues, no fue así. Le falló un pulmón y allá en el sur no tenemos hospitales.

Hansel.- (Enojado) ¿Y por qué no vinieron al norte? Se pudo haber salvado, porque aquí tenemos hospitales especiales.

Gretel.- Mejor te sigo contando adentro, quiero ver a papá.

Igor.- Cuídate, te veo luego.

Narrador.- Al entrar a la casa, el padre queda sorprendido de ver a su hija. Pero Gretel tiene aún cosas que decirle.

Padre.- (Feliz) ¡Gretel, cuánto tiempo sin verte! Pero ¿Por qué esa cara triste? ¡Cómo has crecido! ¿Y tú madre?

Gretel.- (Triste) Lamentablemente murió (suelta el llanto) Yo no quería que pasara esto. ¡Si te hubiera hablado antes, se hubiera podido salvar!

Hansel.- (Interrumpiendo la conversación) Pero cómo eres tan tonta, no lo pudiste hacer.

Padre.- (Enojado) Hansel, no le hables de esa forma a tu hermana, acaba de llegar con una mala noticia. Y tú la estás haciendo sentir peor.

Hansel.- No es mi culpa que no pudiera hacer algo bien.

Gretel.- (Llorando) No es mi culpa, pero si no te importo mejor me voy…

Narrador.- Gretel sale rápido de la casa, enojada huye a un bosque cercano.

Padre.- (Asustado) Espera Gretel, no quiero que se muera nadie mas. ¡Ve y busca a tu hermana Hansel! Rápido.

Hansel.- Ok padre.

Narrador.- Hansel sale arrepentido por lo que hizo. Va en busca de Gretel.

El padre cree que Gretel se escondió en el pueblo, sale a buscarla y se topa con una mujer alta, guapa, con pelo rubio y labios rojos como una manzana. En ese momento cae enamorado y se olvida por completo de Hansel y Gretel.

Mujer.- ¡Oh lo lamento! No quería chocar con usted.

Padre.- (Hechizado) No importa, fue mi culpa.

Mujer.- (Feliz) Lo he estado observando un largo tiempo y creo que usted es un buen hombre.

Padre.- (Sonrojado) Bueno, gracias. La invito a tomar una taza de té en mi casa.

Narrador.- Mientras tanto, en lo más profundo del bosque Hansel logra encontrar a Gretel llorando.

Hansel.- Lamento mucho haber dicho eso. Estaba muy enojado por lo que pasó. No me lo esperaba.

Gretel.- (Limpiándose las lágrimas) Te entiendo. Pero no me tenías que gritar de esa manera.

Hansel.- Mejor vamos a casa. No quiero que nos coman los lobos.

Narrador.- Hansel y Gretel van camino a casa observando todos los lugares para ver si no hay lobos. Al llegar a casa descubren…

Mujer.- (Enojada le dice al padre) ¿Cómo no me dijiste que tenías hijos?

Padre.- (Arrepentido) Lo siento, me olvidé de ellos.

Hansel.- (Enfurecido, gritó) Padre ¿Quién es esta mujer a la que has metido a nuestra casa? ¿Qué no entiendes lo que estamos sufriendo por la pérdida de nuestra madre?

Padre.- (Asustado) Lo siento, pero les tengo una buena noticia. Me voy a casar con esta mujer.

Mujer.- (Feliz) En ese caso yo seré su madrastra a partir de mañana.

Gretel.- (Limpiándose las lágrimas) Padre, ¿Cómo nos pudiste hacer esto? ¡Casarte con una mujer que ni siquiera conocemos, en estos momentos tan terribles!

Mujer.- (Pensativa) Pues si hubieras cuidado a tu madre mejor, no hubiera ocurrido esto.

Narrador.- Gretel suelta un golpe hacia la mujer y la mujer la empuja.

Hansel.- (Enojado le grita a su padre) ¿Cómo no le puedes decir algo a esta mujer que ha empujado a Gretel?

Padre.- (No le da importancia a lo que dice Hansel) No importa, pues ella va a ser mi esposa y va a hacer lo que le plazca.

Narrador.- A partir de ese día ni Hansel, ni Gretel le hablaron a su padre. Un día, al salir de casa por frutas, enviados por su madrastra.

Hansel.- No puedo creer que nuestro padre nos haya hecho esto, han pasado dos semanas desde que esa mujer se convirtió en nuestra madrastra y ya no la soporto.

Gretel.- (Enojada) Ni yo lo puedo creer, ese hombre es tan tacaño y tan grosero que no nos toma importancia. Si te das cuenta, lo que estamos comprando lo estamos pagando con el dinero que nos dejó mamá.

Hansel.- (Siendo valiente) Volvamos a casa y digámosle lo que pensamos a ese viejo.

Narrador.- Al llegar a casa descubren que su padre está muerto y que la madrastra no le toma importancia y duerme.

Hansel.- (Gritándole a la madrastra) Mujer, levántate. ¿Qué no ves que nuestro padre está muerto?

Madrastra.- No importa. Se lo merecía. Greteeeeeeeel ¡Ven y sóbame los pies!

Gretel.- (Asombrada) No, mujer arrogante y fea. Haz lo que quieras, pero no estaremos a tus órdenes.

Madrastra.- (Soberbia) Bueno, entonces. No creo que le tomen mucha importancia a que incineremos a su padre.

Gretel.- (Asustada) ¿Cómo se le ocurre decirnos eso? ¿No te importa lo más mínimo?

Madrastra.- (Sin preocupaciones) No. Ahora hagan lo que les digo o terminarán enterrados en el bosque.

Narrador.- Los niños no la escuchan y toman la comida necesaria, cobijas y ropa. Se van al bosque, donde creen que será más seguro.

En el bosque Hansel y Gretel encuentran una pequeña cabaña de la que sale humo y deciden tocar.

De la casa, sale una viejecita, cubierta de la cara, hablando con voz seca.

Viejecilla.- ¡Hola queridos niños! Parece que necesitan un lugar calientito y comer algo. Están muy flacos. Pasen por favor, los estaba esperando.

Hansel.- (Feliz) Pues, muchas gracias por su amabilidad.

Gretel.- (Pensativa) Hansel, no creo que sea buena idea entrar ahí. Porqué es muy extraño que haya una pequeña casa con una viejecilla esperándonos.

Hansel.- No seas tonta Gretel. Es algo tan normal.

Viejecilla.- (Enojada pero sin demostrarlo) Niña, ¿tú crees que yo soy una mala persona? Pues si lo crees, vete. Si no, entra.

Narrador.- Sin más que decir, los dos niños entran a la casa. Ponen sus cosas en el piso y se sientan a comer. De tanto comer, se pusieron muy gordos.

Viejecilla.- Y todavía falta el postre. Gretel, ¿podrías calentar el horno por mí?

Gretel.- Sí mi buena mujer. Pero ¿Qué va a hacer Hansel?

Hansel.- Yo ayudaré a barrer todo el polvo.

Narrador.- Sin darse cuenta Hansel terminó en una jaula y Gretel tenía una cadena en el pie.

Viejecilla.- (Descubriéndose la cabeza) ¡Qué niños tan ingenuos! Creyeron que yo era una pobre viejecilla. Pero no. Soy su madrastra. Ahora los cocinaré y se los daré a los lobos.

Gretel.- (Desesperada) Ves Hansel, te dije que no era buena idea entrar.

Narrador.- Al acercarse al oler el horno, la madrastra es empujada por Gretel, cae dentro y se quema.

Mientras Gretel hace un esfuerzo por alcanzar la llave, la toma, se libera y luego libera a Hansel.

Los dos niños salen de la cabaña y le llaman a Igor.

Igor.- (Preguntando) ¿Por qué me están llamando?

Gretel.- Necesitamos alguien que nos cuide, nuestra madrastra mató a nuestro papá. Ahora ella está muerta.

Igor.- ¿Dónde nos podemos ver?

Hansel.- En la casa de nuestro padre.

Narrador.- Al llegar a la casa, Igor se pone a platicar con los niños para saber qué fue lo que pasó. Cuando los niños le dijeron, se quedó impactado. Y para no dejarlos solos, decidió cuidar de ellos, pues era amigo de su mamá.

FIN

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s