Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Nombres e identidades.


“A final de cuentas el nombre y el apellido nos fueron impuestos; con ellos nuestros padres y el registro civil nos nacieron. Por lo contrario ese otro rostro verbal, el pseudónimo, lo elegimos nosotros, es el nombre con el que decidimos nacernos por cuenta propia”

De la Colina, J.

“A partir de ahora te llamarás el Lector de sueños. Ya no tendrás otro nombre”

Murakami, H.

“Yo soy todas las mujeres, todos sus nombres son mis nombres”

Saramago, J.

siyofueravenecia

Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Uno de los derechos de los niños es, el Derecho a la identidad, entendido como:

“Todo niño tiene derecho a tener nombre y apellido, nacionalidad y a saber quiénes son sus padres. El derecho a la identidad representa el reconocimiento oficial de su existencia y de sus derechos”

Porque el nombre que una persona lleva (le guste o no), marca de alguna manera lo que es en la vida. Me salta de nuevo este tema del nombre, porque un día moriré. Sí, inevitablemente me llegará una hora en la que deberé dejar este cuerpo y fusionarme con el todo o la nada (sea cual sea).

Entonces mi ego (no puedo negarlo) me apabulla cuando resulta que si no hago algo, quedaré en menos de diez años olvidada de la humanidad. Pero…

Sí, mis palabras han sido escritas; no todo está perdido. Algunas veces he tenido la oportunidad de aparecer en un congreso, hay un capítulo de libro, un par de blogs, un poema publicado en una extinta revista digital y ahora me encuentro con la sorpresa de las Bestiarias.

 En esos textos impresos o digitales, están plasmadas mis ideas, a final de cuentas y muy al estilo platónico, si sólo somos sombras de la idea, es precisamente eso lo que me gustaría que se preservara de mi.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Un comentario sobre “Nombres e identidades.

  1. “Entonces mi ego (no puedo negarlo) me apabulla cuando resulta que si no hago algo, quedaré en menos de diez años olvidada de la humanidad. Pero…

    Sí, mis palabras han sido escritas; no todo está perdido. Algunas veces he tenido la oportunidad de aparecer en un congreso, hay un capítulo de libro, un par de blogs, un poema publicado en una extinta revista digital y ahora me encuentro con la sorpresa de las Bestiarias.”

    Dejar una huella, aunque sea breve, aunque sea frágil… quedar en la memoria del papel, de las letras, de la gente…

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s