Publicado en Cuenterías

Cristal


“Se ofreció a él de pie, al igual que las ninfas legendarias cuando se ofrecían a los deseos de los faunos” 

Druon, M.

morfeoFuente de imagen: El taller flotante

Son las sombras, envolviéndome, confundiéndome.

Su cuerpo, marmóreo, las facciones varoniles, los labios entreabiertos pronunciando palabras apenas audibles. Todo él frente a mí. Yo obedeciendo, hechizada por el deseo.

Mi piel se deshizo en tibieza, el olor de los cuerpos confundidos, descubriendo caminos. Las imágenes del juego del cazador.

Labios, lenguas, dedos, nudos, cuerpos, gemidos, deseos, una mezcla cargada de lujuria, abierta la carne al placer, sin prejuicios. Danza estertórea.

Luego del sopor, las sombras pesan, la boca se seca, la piel se agrieta, los ojos cegados por la pesadilla. Escuchando tras de mí una risa demoníaca.

Tiemblo. Dos rostros, casi idénticos, aparecen frente a mí, en ese juego de luces y sombras, desnudeces que aterran, seducen. Sonríen. Saben que han jugado un buen papel con su presa. Uno de ellos me mira fijamente, con sus ojos grises, casi transparentes, contestando a mi inquietud.

Sí, efectivamente somos dos, llámanos Cristal.

Súcubos.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s