Publicado en Cuenterías

Confieso


“Porque las mejores palabras de amor. Están entre dos gentes que no se dicen nada”

Sabines, J.

volando

Fuente de imagen: internet

A estas fechas estoy agotada. Apenas es martes. Confieso que de nuevo tengo transtornos de sueño. Así, somnolienta la vida pasa lentamente. Nada pudieron hacer el baño fresco, ni las enormes tazas de café que se suceden sin interrupción.

No es la primera vez que sucede, aún cuando sé que en esta ocasión no ha sido tan agresivo ni profundo. Es que esta cabeza está llena de pendientes que deben ser purgados.

Aún así, entre tanta idea revuelta, caos y paranoia, existe un punto en el que pienso permanentemente en tí.

Mi cabeza se ha vuelto un hotel de paso para los sueños y en el intermedio, siempre suspendido, sigues tú.

A veces me canso, de buscar el remedio para curarme de tu presencia y me arropo en tus sombras y quedas recostado en mi hombro derecho.

Entonces, sólo entonces, sueño.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s