Publicado en Reflexiones de la Palomilla, Tertulianas

Las hay


“Nuestra forma principal de adaptación biológica es la cultura, no la anatomía”

Harris, M. 

577e0_matrioshkaFuente de imagen: internet

Desde hace días, en esta ciudad, ha habido revuelo, debido a que la legislación ha cambiado, para permitir el matrimonio entre personas el mismo género. Los grupos religiosos, se han manifestado, indignándose por estas disposiciones. Hasta hicieron un maratón de oración dentro de la catedral.

Esta situación me ha hecho reflexionar sobre varios temas, pero en especial, la conciencia de que también hay mujeres machistas que exigirán a otras mujeres que conserven el rol tradicional bajo pena de discriminación social.

Educan a sus hijos para ser servidos y a sus hijas para servir. Y si no tienen hijos (varones), perpetuan los roles tradicionales obligándolas a atender a su padre. Es una contradicción cuando afirman que educan a sus hijas de forma diferente, pero deben servir a su padre para evitar que se incomode, que le hagan ruido para que descanse, en cambio le exigen que le sirvan la comida y que le den en la mano lo que requiera. No les enseñan a hacerlo por espontaneidad o por gratitud, sino por obligación e imposición.

Hay mujeres que hasta le escogen la ropa a su pareja, la sacan diariamente del closet y la combinan (así le evitan molestias), le tienen impecables su casa y pobres de ellas si hay desorden, porque entonces viene el reproche de: “entonces que haces todo el día. Yo me la paso trabajando para que tengan lo mejor, etc” ¿A alguna/o de ustedes o a sus amigas o conocidas les ha pasado?

Hay mujeres que se la pasan la vida conteniendo las iras de su pareja, reciben todo el reproche, la frustración y el enojo, intentando en vano que sus hijos no se sientan agredidos. Acaban exhaustas, siempre conteniendo, día a día tensas para evitar que haya fricciones. Se desgastan, se apagan y acaban pensando que eso es lo “normal”, que así son todas las parejas, que son “felices”.

Hace poco leí un libro de Marcela Serrano, y me llamó profundamente la atención esta cita: “Me dije a mí misma: nunca más seré el recipiente para la basura de mi marido. Otro ser humano, porque vive conmigo, porque contrajo una alianza determinada llamada matrimonio, cree que puede usarte para derramar en tí cada uno de sus desperdicios, ya sean sus rabietas, sus fallas, sus frustraciones, sus miedos, sus inseguridades”

¡Qué fuerte frase, qué real, qué dolorosa!

Es, entonces, a este tipo de relaciones codependientes a las que se aferran esos grupos que se dicen “pro vida”, y me atreveré a realizar una analogía con una frase de Betanzos: “Antes que un moro de buena fe, el Santo Oficio prefiere a un cristiano hecho a la fuerza”

Sin embargo no todo está perdido, porque afortunadamente, también existen hombres conscientes, que deciden caminar a la par de su pareja, que no asumen el rol de proveedor sino de compañero y lamentablemente otros varones les asignan etiquetas como “mandilón” (una entre tantas) y son blanco de burlas sociales. Pero ellos asumen este nuevo rol y están rompiendo paradigmas. Sí existen y son personas maravillosas y plenas.

Así que, sí a usted, que lee estas líneas, le incomoda que aprueben los matrimonios entre personas del mismo género. El problema es suyo. El paradigma es suyo. La incomodidad es suya. No generalice.

En este contexto, considero que precisamente es la diversidad lo que nos hace fuertes como humanidad. Por lo que me parece excelente que se les permita unirse formalmente a aquellas parejas que deseen hacerlo. Mejor sembrar amor, que sembrar odios y divisiones.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s