Publicado en Apocatástasis

Ya son ocho


Verba volant scripta manent.

Copia de palomilla-WEBCortesía de imagen: Brunóf

Este lugar nació hace ya ocho años, en los que letras y sombras han sido escenario. Un suspiro en el tiempo, con muchas historias que oscilan entre los sueños y las dudas, las frustraciones y las críticas. Porque un día he de morir, pero no he de llevarme las ideas conmigo.

Como hace Benedetti en su Testamento de miércoles (¡Qué benéfica coincidencia!)

“Lego los suburbios de una idea
un tríptico de espejos que me agrade
el mar allá al alcance de la mano
mis cóleras por orden alfabético
y un breve y curioso estado de ánimo
que todavía no se si es inocencia
o estupidez malsana
o alegría”

Yo lego las historias faérica a Hada y a Dwende, a quienes realmente les pertenecen, por ser los protagonistas, al Mago todo Nowhere, a Monsieur Comnte sus poemas, el epistolario a quien vaya correspondiendo y los cuentos, historias, relatos y puntos circunvecinos y aledaños, los comparto con ustedes, queridos lectores.

Gracias por un año más en el que siguen a mi lado, desde dimensiones paralelas, que a veces, por instantes, se  vuelven perpendiculares.

Y así dejo el festejo con un…

Pequeño cuento para un amor distraido

Es la oscuridad envolviéndome, cruzo esta noche el umbral. Al abrir los ojos, me descubro recostada en el pasto, las flores de manzanilla me rodean. Es Nowhere mi lugar, donde habitan los lobos, que aullan a la luna en la orilla del lago.

La cabaña está más allá, es sólo una mancha apenas perceptible. Pero estoy cerca de la cueva, que he abierto hace muy poco.

Te materializas frente a mí, recargado en un abeto; ríes. El sonido de tu risa cascada me inunda.

Mi cabello serpiente ondea al ritmo de mis brazos. A lo lejos, veo el resplandor de las hogueras y escucho el compás primitivo de los tambores.

Nada importa, porque he vuelto a llamarte, a abrirte la puerta de mis sueños y como en cada hechizo, también vuelves.

Siento el cuerpo colmado de dicha y es ahora nuestra risa la que sana. Te sé cerca, a pesar del tiempo y la distancia, sólo sigues con ese toque sombrío en tu rostro y el brillo de tu mirada que se desvía oteando el paisaje.

Toma el cigarro y le das una profunda bocanada, al expulsar el humo dices alguna frase que me suena a canto antiguo cuya letra dice “Pero por mas oscuridad que la realidad nos pueda mandar, los vampiros en ella siempre podremos estar, sin importar cuán densa, pútrida o profunda sea” Como promesa a una bruja de abril.

Me despido. Te doy de nuevo las gracias. Debo desandar mis pasos, ser otra noche, otro sueño, otro suspiro.

Otros festejos:

Apocatástasis

Anuario

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s