Publicado en Hada imagina, Mundo faerico, Reflexiones de la Palomilla

Pata de perro


15. calleFuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

En sólo un par de días, recorrimos muchos sitios. Recolectamos lo necesario para esa pequeña locura. Fuimos a lugares que generalmente no acudimos.

Así se abrieron los laberintos a nuestro alrededor. Puestos y mas puestos, con telas, colores, olores, objetos de los más diversos. Nuestros pies se dejaron llevar por el camino. Las aceras se alargaron y los minutos volaron.

Descubrimos la corbata de calaveras, las chisteras y las calcetas de rayas.

Escogimos algunas cosas aquí, otras allá. Porque la ciudad nos ofreció sus espacios, sus calles, sus plazas. Porque nos encanta nuestra ciudad y queremos seguir recorriéndola a cualquier hora.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s