Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Adiós que te vaya bien


“En realidad nuestro interior puede ampliarse hasta el infinito“

Yoshimoto, B.

6.fuegoFuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Así se va acabando, ¡Puto año!

Pero la dicotomía me siguió curtiendo. Así aprendí del dolor, del reto, del camino andado. Acepté lo inesperado y cultivé un poco más la paciencia. También de la muerte que me habló más fuerte que de costumbre.

Del año y tres meses, sólo queda el desprendimiento. Los hilos conductores de una vida, unida a la mía por un cordón umbilical. Un ser demasiado joven aún para entender tantas cosas. Confíad y esperad, sigue mi viaje. “La vida sigue” dijo el Dwende. Él no está para cumplir mis expectativas. Confío en que cumplirá las que el elija.

Sin embargo, fueron los círculos fuera de jerarquías, la cuerpa, los vínculos con Hechizera de Fuego que siguen fortaleciéndose. Todo eso sana. El fin de semana de aquelarre, el ciclo de esta rueda eterna.

Cloto, Láquesis, Atropos me ven a diario, también la Hécate. Me ven y a través de la lente que el Mensajero de los Dioses abrió, se capturaron instantes.

Agradezco por ser afortunada, por tener más de lo que requiero, también por perder lo valioso para valorarlo más. Agradezco a mis ancestros por los dones, por haberse abierto y haber recibido lo que no me correspondían.

Se alejó un tanto la música, también la tinta. Pero la materia vuelve a la materia y la ganancia de la mente sirve para alimentar eternamente el corazón.

Compartí con los colegas locales y nacionales, mi pasión por las bibliotecas es la que me ha abierto caminos. Cerré los viajes en el Infernáculo de la FIL, quizás no con mis cinco sentidos, pero sí lleno de sorpresas y reencuentros.

Este año me quiero más, aprendí de mi cuerpo, mi útero, mi sangre. Conocí personas maravillosas, me permití sentir la alegría, el placer, el dolor.

Mujeres, llegaron a mi vida en forma sorprendente, tan diversas, tan hermosas, tan plenas. Me permitieron ver un poco en qué estado me encuentro, qué me falta, qué puedo hacer para que eso que creo libertad se pueda permear hacia otros ámbitos.

Hada está aquí, aprendiendo, es hermoso verla en su caminar. Sus trazos se vuelven a veces conflictivos, a veces proféticos. Ha cambiado, ha descubierto, ha luchado con su propio dolor, con las ausencias obligadas de los otros, con el menosprecio de quien se supone debe amarla. Pero eso también la ha hecho crecer, tomar sus decisiones y avanzar con la frente erguida, sabiendo que tras de sí, las ancianas son su pilar y esta conflicuada Palomilla, un soporte.

Me abrí a la tierra y cerré con tinta el vuelo de mi Palomilla Apocatastásica que se ha posado hace años en mi hombro, como guía en los caminos tortuosos, en las noches infinitas, en las tinieblas provocadas por la sombra.

Sofía cierra mi año y abre el nuevo. Aún me queda mucho camino para seguir comprendiendo lo que significa ser personae.

Aho )O(

 

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s