Publicado en Reflexiones de la Palomilla

La vida, ese instante


cerebro telarannia

Fuente de imagen: internet.

Amaneció como de película victoriana, el clima frío y el cielo cerrado. Pero estoy de regreso en mi trabajo.

Bilbija, me recuerda desde la puerta que “El trabajo es un derecho que crea la dignidad del hombre y es un deber, porque es justo que cada uno produzca por lo menos lo que consume”

Si bien el año pasado terminé mentalmente exhausta, considero que el período vacacional me sirvió para dejar el seso entre paréntesis. Un excelente paréntesis.

Puse en perspectiva lo que he hecho, decidí desapegarme lo más posible del Dwende, porque a final de cuentas no está para cumplir mis expectativas.

El año pinta interesante, de muchos colores y sabores. Mi ego, mi ello y yo estaremos atareados haciendo reajustes.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s