Publicado en Las que saben, Reflexiones de la Palomilla

Escape


fuegoFuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

He escapado de mí, por esa rendija que brotó entre el sonido de los tambores, con el tam – tam vibrando en mi pecho.

En ese espacio, donde los silencios se unen con los sonidos, donde las manos de vuelven también fuego y aire. Cuando dejamos que la magia de la noche nos atrape, cuando permitimos que el cuerpo siga su ritmo y se una a otros ritmos.

Bajo la luna, junto al fuego, con el viento soplando tibio y el vino suave, dejamos que el ritmo de los tambores catapultara nuestras ilusiones hacia lo alto.

Que alto lleguen y desciendan como llovizna fresca en el verano.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s