Publicado en Reflexiones de la Palomilla

También


También pienso en tí, a veces, cada vez menos. No ha quedado mucho lugar para tí en esta vida, quizás algunos espacios con huellas profundas.

Sigues siendo importante, pero no muero, ni moriré de despedidas breves y ausencias largas. Las noches siguien siendo espacios, los espejos puertas, la piel mapa, pero la vida cambia.

Desnudo mis anhelos, resquebrajo las dudas y respiro un aire fresco que se cuela por las ventanas.

Lamento haber dejado que se perdieran las palabras, que se suspendieran las ideas, que se congelaran las emociones.

La única certeza en este momento es que te amé. Así, en pasado, sin futuro posible. De eso, no hay arrepentimiento.

libro-mar
Fuente de imagen: Internet.
Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s