Publicado en Cuenterías

Finit


Morí hoy, a las 10:00 horas, fue un suceso repentino, tuve apenas media hora para ordenar mis ideas y “despachar” mis pendientes. No sentí dolor en ese lapso, sólo la conciencia del tiempo agotándose rápidamente.

No había ningún familiar cerca, no pude tomar mi teléfono para hablarles.  Cerré mis ojos y me dejé conducir a través del silencio por esas manos tibias de quien en ese momento estaba cerca. ¿Quién era? Lo ignoro, pero agradezco infinitamente su presencia.

Primero sentí esa terrible angustia, de tu distancia, de todo el dolor de que no estés cerca, de que te niegues a escuchar lo que te quiero, porque eres parte de mí. Luego me fui hacia las personas que están cerca. Hada como esa presencia de luz. La palomilla guía hacia el todo. Mi familia, mis amigas y amigos. ¿Les habré dicho lo suficiente, todo lo que los amo?

Pensé que pese a todo, la vida ha sido interesante y también llegó el instante del perdón ¿A quién perdonar? Primero a mí misma, aún tengo deudas y regalos para darme, pero no hay tiempo. Luego perdonar a dos que tres personas que son carga.

Mis ancestras sosteniéndome, desde el inicio de la historia de mi sangre, el clan con sus tambores, la hoguera brillante.

Morí hoy a las 10:00hrs y agradezco a la vida también su contraparte que es la muerte.

9.locura
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica
Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s